30 de octubre de 2009

El Gobierno aportará el 86,4% del coste de las obras y la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, el resto

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, se ha desplazado hoy a Fuenmayor para visitar las obras de restauración que llevan a cabo en la iglesia parroquial Santa María, declarada Bien de Interés Cultural en 1981.

Las obras de restauración, con un presupuesto de 264.999,40 euros, serán financiadas por el Gobierno de La Rioja, con 229.000 euros (86,42%) y la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, que se hará cargo del 14,58% restante (35.999 euros).

El proyecto de restauración del edificio, redactado por los arquitectos José Ignacio Amat e Ignacio Gómez en colaboración con la historiadora del arte María Codes Medina, contempla la restauración de los muros y las bóvedas del interior de la iglesia, que se encuentran en mal estado de conservación debido a filtraciones de humedad que se han producido desde la cubierta del templo.

Las obras consistirán en dotar al templo de una nueva iluminación en la que se invertirán 79.603 euros, así como en el picado y levantado total de la pintura y el revestimiento de algunas zonas de la iglesia para dejar a la vista el conjunto de sillería limpia. Estos trabajos, junto con el sellado de grietas y fisuras con morteros de resina, permitirán apreciar la perfección del labrado y del buen estado de la piedra arenisca con la que se construyó la iglesia.

En este momento, están colocados buena parte de los andamios y se han hecho pruebas de limpieza con diferentes máquinas. Durante estos trabajos ha aparecido una hornacina de estilo renacentista que se encontraba oculta en el presbiterio.

La iglesia parroquial de Fuenmayor, edificio construido a comienzos del siglo XVI, consta de un coro alto, varias capillas, el pórtico, la sala capitular, la sacristía y la torre. En la construcción del templo, de gran valor monumental, participaron los mejores canteros de la época en un momento histórico de una localidad próspera como Fuenmayor.