20 de agosto de 2008

El Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Pedro Sanz, ha visitado hoy las obras de restauración de la torre del homenaje y el tramo sureste de la muralla inferior del recinto fortificado de San Vicente de la Sonsierra, que suponen una inversión de 712.044 euros de acuerdo con el presupuesto de adjudicación.

Esta actuación está financiada por el Ejecutivo riojano, a través de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, que aporta 352.061 euros -el 40% del total- y el Ministerio de Fomento que, con cargo a la comisión interministerial del uno por ciento Cultural, abonará el 60% restante, es decir, 528.092 euros.

En la ejecución de las obras de rehabilitación, que comenzaron el pasado 2 de julio y tienen un plazo de ejecución de 8 meses, se han hallado paños de muralla al interior, por lo que se está estudiando la posibilidad de llevar a cabo también obras de excavación y rehabilitación de dichos paños.

En la torre del homenaje, la actuación consiste en la limpieza y consolidación de paramentos, el sellado de fisuras y el cierre de huecos. También se procede al cierre de lagunas con recolocación de sillar del mismo tamaño del hueco existente y al anclaje de sillares en peligro de desprendimiento, así como a la consolidación de la coronación y a la fijación de los mampuestos y sillares que se encuentren sueltos.

Por otra parte, se tratarán los elementos de madera, pertenecientes al conjunto de obras de refortificación realizado durante las guerras carlistas y se colocarán los dinteles de las ventanas. Además, se excavará el interior de la torre, hasta nivelar el terreno.

En cuanto a la muralla, para asegurar su conservación es absolutamente necesario reducir al máximo las acumulaciones de humedad en el lado de intramuros, por lo que es necesario recoger, canalizar y apartar el agua que circula en el intradós. Por ello, se pretende recuperar al interior del recinto la cota original y los desagües antiguos. Todo este trabajo se ejecuta tras la realización de catas arqueológicas, con seguimiento arqueológico y con medios mecánicos o manuales según la zona de actuación. Además, se consolidará la coronación de la muralla, fijando sillares y mampuestos sueltos.

Criterios de intervención

Las intervenciones que se llevan a cabo en la torre y en la muralla están orientadas, según los criterios de intervención establecidos en el proyecto, a eliminar las causas de degradación antes que a enmascarar sus efectos.

Por este motivo, se intervendrá en las fábricas sólo donde su estado actual pueda constituir un peligro para la conservación del monumento y las nuevas fábricas serán reconocibles, con un tratamiento superficial distinto al de la histórica aunque realizadas con materiales compatibles de un punto de vista químico, físico y mecánico.

En este sentido, el proyecto propone la utilización de piedra extraída de la cantera de Cuzcurrita de Río Tirón en la consolidación de paramentos y de la roca de cimentación porque, además de ser la más cercana, pertenece a la misma formación geológica que la existente en el conjunto, según ensayos realizados para la redacción del Plan Director del Castillo de San Vicente de la Sonsierra.