6 de mayo de 2010

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, se ha reunido hoy con la Junta Rectora del Centro Riojano de Cantabria en la nueva sede de esta entidad, ubicada en el número 16 de la calle San Fernando en Santander. Pedro Sanz les ha animado a seguir trabajando para mantener vivo el sentimiento por La Rioja en su comunidad de adopción y ha invitado a sacar el máximo rendimiento de esta "nueva embajada" de La Rioja en Cantabria.

El Centro Riojano en Cantabria cuenta con 213 socios y se fundó en el año 1993, aunque sus orígenes son más remotos. El germen de la institución surgió el 12 de mayo de 1956, cuando un grupo de calceatenses se reunió para conmemorar la festividad de su patrón, Santo Domingo de la Calzada. Desde entonces, los riojanos residentes en Santander se fueron incorporando a las distintas celebraciones y, a partir de 1960, el colectivo comenzó a adquirir cierta entidad.

Hasta la apertura de la nueva sede, el Centro Riojano en Cantabria disponía de un local ubicado en la calle Burgos, de 35 metros cuadrados de superficie, un espacio que se quedaba pequeño para dar cabida a las distintas actividades, lo que obligaba a la Junta Rectora a alquilar salones externos.

La nueva sede tiene el doble de espacio y cuenta con una biblioteca compuesta, en su mayor parte, por temas riojanos. Entre el programa de actividades que el Centro Riojano en Cantabria tiene previsto realizar este año hay que destacar la celebración del Día de La Rioja, San Bernabé y la Fiesta de la Vendimia, un encuentro gastronómico, la tradicional jornada de confraternización (que este año alcanza su decimoctava edición), una excursión a La Rioja y otra para visitar la ruta del románico palentino.

Desde 1996, el Centro Riojano en Cantabria ha recibido subvenciones del Gobierno de La Rioja por un importe global que ronda los 100.000 euros.