19 de abril de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha asegurado hoy que a la crisis económica y política que vivimos se ha unido "la crisis institucional, que es mucho más grave porque cuando uno de los tres pilares de la democracia se tambalea, los cimientos que sustentan el edificio se ponen en peligro".

En respuesta a preguntas de los medios de comunicación, Pedro Sanz ha considerado "muy grave que la Justicia funcione de acuerdo al político de turno" y que los magistrados del Tribunal Constitucional "sean buenos, malos o regulares en función de cómo se pronuncien" porque esa situación debilita nuestro sistema democrático. Por ello, ha pedido a los políticos que "se aparten" del Tribunal Constitucional y respeten la independencia de la Justicia.

Asimismo, ha solicitado al Tribunal Constitucional que "de una vez por todas nos diga si el Estatuto Catalán está o no dentro del marco constitucional" porque eso permitirá a La Rioja que amolde y adapte su Estatuto de Autonomía para que los riojanos sean iguales al resto de los españoles vivan donde vivan.

Pedro Sanz ha señalado que la eliminación "del recurso previo de inconstitucionalidad fue muy grave" porque, de no haberse eliminado, "hoy no estaríamos hablando de un Estatuto que ya se está desarrollando".

Por último, ha recordado que uno de los primeros en restar credibilidad al Tribunal Constitucional fue el Presidente del Gobierno de España que, en su opinión, "ha perdido el norte y cuando a uno no le interesa más que el sillón y el poder, la crisis institucional puede provocar situación de inseguridad y cabreo".