16 de febrero de 2011

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, se ha reunido hoy con las Agrupaciones de Secretarías de Juzgados de Paz de Cervera del Río Alhama, Arnedo y Alfaro. Con este encuentro ha finalizado la ronda de visitas que está realizando a todas las agrupaciones de La Rioja tras asumir la Comunidad Autónoma las competencias en materia de Justicia.

Las agrupaciones de Secretarías de Juzgados de Paz visitadas hoy integran a once funcionarios y están formadas por los siguientes municipios:

  • Municipios de la agrupación de Cervera del Río Alhama: Cervera del Río Alhama, Aguilar del Río Alhama, Cornago, Grávalos, Igea, Muro de Aguas, Navajún, Valdemadera, Villarroya.
  • Municipios de la agrupación de Arnedo: Arnedo, Arnedillo, Autol, Bergasa, Bergasilla Bajeras, El Villar de Arnedo, Enciso, Herce, Munilla, Pradejón, Préjano, Quel, Santa Eulalia Bajera, Tudelilla, Zarzosa, Alcanadre, Ausejo, Corera, El Redal, Galilea, Ocón.
  • Municipios de la agrupación de Alfaro: Alfaro, Aldeanueva, Rincón de Soto.

Los jueces de paz constituyen figuras mediadoras encargadas de resolver litigios de pequeña cuantía de dinero o de menor relevancia legal dentro de una comunidad.

En La Rioja existen en la actualidad 171 jueces de paz que se distribuyen en nueve agrupaciones de Juzgados de Paz: Alfaro, Arnedo, Cenicero, Cervera, Lardero, Murillo, Nájera, San Asensio y Santo Domingo.

Las nueve Agrupaciones de Secretarías de Juzgados de Paz existentes en La Rioja están compuestas por 26 funcionarios. Las agrupaciones están integradas por Juzgados de Paz de diferentes municipios que deben ser del mismo partido judicial y limítrofes. El centro de trabajo de las mismas es el municipio de mayor población de la agrupación.

Los plenos de los Ayuntamientos son los encargados de elegir al juez de paz en su municipio que posteriormente es nombrado por la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia por un periodo de cuatro años.

Pueden ser nombrados jueces de paz aquellas personas que, sin ser Licenciados en Derecho, reúnan los requisitos establecidos en la Ley para el ingreso en la carrera judicial. Sus competencias en el Orden Civil son:

  • Actos de conciliación.
  • Juicios verbales.
  • Encargados del Registro Civil: inscripciones de nacimiento, defunción, expedición del libro de familia. También pueden celebrar bodas civiles.

En el Orden Penal sus competencias pasan por los juicios por faltas como los realizados a aquellas personas que realicen actos contra el deslucimiento de inmuebles, bienes del dominio público o privado, o faltas sobre la flora y los animales.

Asimismo, también realizan determinadas funciones específicas de cooperación y auxilio judicial cuando sean requeridas para ello por otros órganos que estén conociendo un proceso penal abierto o precise de su ayuda.