23 de marzo de 2011

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha viajado hoy a Arnedo para reunirse con alcaldes y responsables municipales de esa zona (Arnedillo, Arnedo, Autol, Bergasa, Bergasillas Bajera, Enciso, Herce, Munilla, Muro de Aguas, Préjano, Quel, Santa Eulalia Bajera, Villarroya y Zarzosa) dentro de la ronda de contactos que está manteniendo sobre las actuaciones llevadas a cabo por el Ejecutivo regional en esta legislatura para impulsar el futuro de los municipios riojanos y mejorar la calidad de vida de sus habitantes y los servicios que se prestan.

Pedro Sanz ha destacado el gran esfuerzo realizado por el Gobierno de La Rioja entre 2007 y 2011 para fortalecer las ciudades medias riojanas, como Arnedo, y dar vitalidad a los núcleos rurales, como Arnedillo o Enciso, mediante la creación de nuevas infraestructuras, equipamientos y dotaciones que están desempeñando un papel esencial para el desarrollo económico y social de la región. Además, ha insistido en que ese esfuerzo ha permitido modernizar nuestras ciudades y pueblos, al mismo tiempo que ha mejorado la imagen que se ofrece de cada uno de ellos.

Por eso, el Presidente ha señalado que el Gobierno de La Rioja "ha reforzado la oferta territorial" en esta legislatura, al poner en valor el gran patrimonio de los municipios riojanos, a través de la mejora de las infraestructuras de comunicación y de los equipamientos y dotaciones (educación, salud y servicios sociales), la potenciación de los atractivos naturales, turísticos y patrimoniales, y el impulso a iniciativas que generan riqueza, empleo y bienestar. Desde el "diálogo, entendimiento y colaboración" entre administraciones, La Rioja ha experimentado una gran transformación en estos años.

Arnedo, un gran ejemplo
En concreto, Arnedo es un gran ejemplo del fortalecimiento de las ciudades medias riojanas. Entre otras actuaciones llevadas a cabo por el Ejecutivo regional, cabe destacar el nuevo Centro de Salud, el Centro de Día, el Parque de Bomberos, la Oficina de Atención al Ciudadano, la depuradora del Cidacos, el polígono industrial ‘La Maja’, la restauración de la iglesia de San Cosme y San Damián o el proyecto de construcción de la autovía Calahorra-Arnedo y del nuevo colegio público La Estación.

En Arnedillo, la mejora del trazado y nuevo puente sobre el río Cidacos en la LR-115, la construcción del frontón cubierto o la adecuación del consultorio médico. En Autol, el polígono industrial, el primer Centro Público de Educación Obligatoria de La Rioja, la nueva residencia para personas mayores o la adecuación del consultorio médico. En Bergasa, la reforma de la plaza o la concentración parcelaria. En Bergasillas Bajera, la pavimentación de la calle de acceso a la población o la pista polideportiva.

En Enciso, la construcción del parque de paleoaventura ‘El Barranco Perdido’, la estación depuradora de aguas residuales o el Centro de Interpretación de la Reserva de la Biosfera. En Herce, la recuperación del castillo y su entorno o el depósito regulador de agua potable. En Munilla, la adecuación de las riberas del río Manzanares, el acondicionamiento de la fuente o la mejora de la LR-115. En Muro de Aguas, la reforma del Ayuntamiento o el acondicionamiento de la sacristía de la iglesia.

En Préjano, la mejora de la vía verde o la pavimentación de varias calles. En Quel, la estabilización de la ladera o la construcción del nuevo polideportivo. En Santa Eulalia Bajera, la mejora de la LR-380 o el nuevo salón juvenil. En Villarroya, la pavimentación de varias calles o la recuperación de las ruinas de la iglesia de Santa María del Villar. Finalmente, en Zarzosa, la mejora de la LR-115 o la construcción de una pista polideportiva.