25 de marzo de 2011

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha reivindicado hoy el papel "estratégico y capital" de todas las personas, empresas y entidades que han contribuido a que el sector agrario y agroalimentario sea una seña de identidad de la Comunidad Autónoma y un punto de encuentro obligado para el consumidor más exigente.

Pedro Sanz, que ha realizado estas declaraciones en la entrega de los I Premios La Rioja Capital, ha asegurado que en La Rioja "estamos convencidos de que la producción agroalimentaria debe pasar, inexcusablemente, por la más alta calidad". Y éste es un compromiso compartido, "que adquiere desde el pequeño agricultor a las mayores explotaciones agrarias; desde la pequeña cooperativa a las grandes firmas de elaboración; desde la iniciativa particular a las entidades e instituciones que, conscientes de la importancia de ofrecer un valor añadido a las marcas, desarrollan e impulsan acciones y políticas encaminadas a fortalecer este sector".

Pedro Sanz ha presidido la entrega de estos premios cuando se cumple un año de La Rioja Capital, iniciativa de promoción agroalimentaria puesta en marcha por el Gobierno regional para multiplicar la fuerza y el impulso de las empresas y marcas; pero también para potenciar una imagen de región moderna y atractiva que no renuncia a sus rasgos más tradicionales, tal y como reza el eslogan: Hacemos bandera de nuestra tierra.

Por su parte, el Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Iñigo Nagore, ha explicado que estos premios se han instituido para apoyar el esfuerzo de ‘la gran familia" que mantiene y protege el sector agrario y agroalimentario de la Comunidad Autónoma. En este sentido, se ha querido abarcar nueve ámbitos "indispensables a la hora de forjar un sector agroalimentaria de referencia".

La agricultura y la ganadería, a través del sacrificado trabajo de su gente; la industria agroalimentaria que se encarga de transformar y comercializar el fruto de ese trabajo; la calidad agroalimentaria como rasgo diferenciador que genera valor añadido; y la investigación y la innovación agraria como motor de progreso. También reconocen el desarrollo rural como vehículo para la mejora de las condiciones de vida de los agricultores, ganaderos y la gente que vive en el medio rural; las iniciativas singulares destacables que contribuyen; el papel de la administración local, esencial en esta tarea; la gastronomía, como medio para dar a conocer nuestros productos a través de su disfrute; y los medios de comunicación, fundamentales para transmitir a la sociedad la importancia del sector.

Premio a la trayectoria agrícola y/o ganadera: José Ángel Alegría
Este galardón reconoce a José Ángel Alegría como un ejemplo de entrega a la agricultura y al campo riojano. Impulsor de la profesionalización del sector, presidente de la extinta Cámara Agraria y fundador de Arag-Asaja, Alegría ha estado presente en todos los hitos del agro riojano. Su esfuerzo, su espíritu dialogante, y su compromiso han permitido alcanzar acuerdos indispensables para la competitividad del sector.

Premio a la trayectoria empresarial agroalimentaria: Almacenes Rubio
Líder en el sector de comercialización de patatas de consumo, Almacenes Rubio hunde sus raíces en una larga experiencia familiar que se remonta medio siglo atrás. A esta larga experiencia se ha unido la incorporación de las más modernas tecnologías en su planta de Santo Domingo de la Calzada. Almacenes Rubio siempre ha velado por la calidad de sus productos y fue pionera también en implantar sistemas de trazabilidad.

Premio a la Calidad Agroalimentaria: Peras de Rincón de Soto
Las Peras de Rincón de Soto fueron las primeras en obtener una Denominación de Origen en España. Desde entonces, agricultores y comercializadores han realizado un gran esfuerzo para impulsar este producto. Hoy, la pera bajo este sello se cultiva en casi toda La Rioja y se comercializa con éxito en toda España.

Premio a la Investigación e Innovación Agraria: CITA y CTIC
Reconocer al Centro de Innovación y Tecnología Alimentaria CITA La Rioja y al Centro Tecnológico de la Industria Cárnica (CTIC) por el intenso trabajo realizado en el ámbito de la innovación y la investigación. Ambos impulsan proyectos de I+D+i y desarrollan nuevos productos adaptados a las demandas del consumidor. De esta forma, constituyen un importante pilar para nuestras empresas y para aumentar la competitividad de los alimentos riojanos.