14 de noviembre de 2011

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha recordado hoy que es responsabilidad de cada gobierno regional garantizar la atención sanitaria para los habitantes de su territorio y que no corresponde a La Rioja hacerse cargo de los habitantes de Álava. Así ha señalado que "el Gobierno de La Rioja tiene competencias para garantizar los servicios de los municipios de La Rioja" pero en el caso de los habitantes de Álava, "corresponde al Gobierno vasco prestar esa atención".

En este sentido, ha hecho una distinción entre la Atención Primaria y Especializada, donde existe el problema, y el caso de los desplazados y las Urgencias que se siguen atendiendo con normalidad, "pero que quieran acogerse a otro hospital de referencia de una Comunidad Autónoma que no es la suya, no cabe".

Pedro Sanz ha subrayado que "si yo fuera el presidente del Gobierno vasco, que cuenta con sus propios recursos, que cobra impuestos con un sistema foral especial, y quisiera ofrecer una atención sanitaria de mejor calidad y más cercana para los habitantes de mi comunidad, no me importaría firmar un convenio con otra Administración". Sin embargo, "lo que no puede ser -ha dicho- es que se eche cara a la cosa y se nos pida que se les atienda sin más". Asimismo, y en referencia a los casos atendidos hasta ahora, ha señalado que "ha habido un abuso y entiendo que hemos favorecido ese abuso que ha impedido al Gobierno vasco tomar decisiones, porque lo tenía todo resuelto, y hay ciudadanos que tenían dos sistemas de salud donde elegir".

Por otra parte, ha señalado que el Ejecutivo riojano ha creado en los últimos años nuevas infraestructuras sanitarias, como la Fundación Hospital de Calahorra y el Centro de Salud y Especialidades de Haro para atender a los riojanos, además del Hospital San Pedro en Logroño, y ha añadido que los pacientes de Alfaro "son atendidos en Logroño, cuando tienen más cerca Tudela; y los de Haro vienen aquí, cuando tienen más cerca Vitoria".

Respecto a la negociación con Navarra, ha indicado que los consejeros competentes de cada Comunidad cerrarán pronto el convenio, "que se va a actualizar, pero en el caso del Gobierno vasco, parece que somos nosotros los que tenemos que llamarles para reunirnos, y no es un problema mío".

Por último, ha asegurado: "No estamos contra los vascos, ni estaremos nuca, pero el que tiene la competencia es el Gobierno vasco, que es el que tiene que resolver, si quiere el problema de sus habitantes".