18 de agosto de 2011

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha recibido esta mañana al grupo de niños que han compuesto la expedición del programa ‘Vacaciones en Paz’, procedentes de los campamentos de refugiados de Tindurf, y que han pasado sus vacaciones de verano en la región. El Ejecutivo regional ha aportado este año 6.500 euros para la realización de esta actividad, con la que colabora desde el año 2001. Desde entonces, ha financiado este programa solidario con más de 53.000 euros, lo que ha permitido que cada año vengan a nuestra comunidad un promedio de 45 niños.

‘Vacaciones en Paz’ es una iniciativa de la Asociación de Amigos y Amigos de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) que busca facilitar a los más pequeños la posibilidad de disfrutar de un programa de actividades que les permita evadirse de las duras condiciones en las que viven habitualmente. Durante su estancia de dos meses en La Rioja, los niños conviven con familias riojanas que, generalmente, tienen niños de edades similares.

El programa tiene tres objetivos principales: prestar asistencia sanitaria a los niños (se les realizan revisiones médicas y el tratamiento de posibles enfermedades); alejarles de la difícil situación que viven en los campamentos de refugiados; y, al mismo tiempo, sensibilizar a las familias de acogida sobre la realidad del pueblo saharaui.

Por ello, los niños pasan un reconocimiento médico con el pediatra que corresponde al centro de salud de su familia de acogida. El informe resultante se envía posteriormente a los campamentos para que puedan seguir los tratamientos correspondientes. Asimismo, los pequeños también son reconocidos por oftalmólogos y odontólogos.

Además, durante su estancia en tierras riojanas los niños tienen la oportunidad de participar en un interesante programa lúdico de actividades de encuentro y tiempo libre en distintos municipios riojanos.

Desde 1995, el Gobierno de La Rioja ha mostrado una especial sensibilidad hacia la causa del pueblo saharaui. A través de diversas convocatorias ha financiado distintas propuestas tendentes a mejorar las condiciones de vida de los refugiados con 1.248.072, 38 euros, gracias a los cuales se han ejecutado 32 proyectos de cooperación.

Entre otras mejoras, la ayuda riojana ha servido para comprar un camión cisterna para abastecer de agua a la población, cinco ambulancias y dos lavadoras industriales para mejorar las condiciones higiénicas de un internado que alberga a 6.000 niños. También se han construido tres escuelas de enseñanza primaria y se ha financiado un proyecto para formar a mujeres e insertarlas en el mercado laboral.

Además, este año se construirá un centro de preescolar para 250 niños en la Dira de Bucraa, perteneciente a la Wilaya de Aiun en los campos de refugiados sahararuis.

Las actuaciones se han gestionado a través de las siguientes ONG: Amigos de la RASD, 21 proyectos; Asociación Rioja Baja Solidaria, 6; Solidaridad Jarrera con el Pueblo Saharaui, 3; Medicus Mundi, 1; y Cruz Roja, 1.