15 de diciembre de 2009

El Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Pedro Sanz Alonso, ha presidido el acto de la firma del contrato para la construcción de la variante de la carretera LR-111 en Castañares de Rioja a cargo del Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, y el representante de la empresa Riojana de Asfaltos S.A., Dionisio Ruiz.

Las obras, que comenzarán en enero de 2010, se han adjudicado a la compañía riojana por un importe de 9.932.754, 47 euros (incluidos 1,2 millones de euros destinados a expropiaciones) y un plazo de ejecución de 13 meses y medio.

El objetivo de la actuación es incrementar la seguridad vial en la LR-111, que es uno de los ejes básicos de la red regional de carreteras y comunica zonas especialmente sensibles desde el punto de vista económico y turístico de La Rioja (Valdezcaray, Ezcaray, Santo Domingo de La Calzada y Haro).

El proyecto sitúa la variante de la carretera LR-111 al este del casco urbano de Castañares de Rioja e incluye la construcción de tres enlaces, denominados 1, 2 y 3, situados al sur, este y norte de la localidad. La nueva vía reunirá las condiciones que la hagan apta para una velocidad de 120 kilómetros por hora.

Los enlaces 1 y el 2 servirán para conectar con la LR-111 actual y, el número 3, para comunicar el tramo final de la variante con la variante de Casalarreina, la LR-111 de entrada a Casalarreina y el acceso norte a Castañares.

A estos enlaces se unirán, igualmente, las carreteras del entorno que se ven interferidas: la LR-308 a Villalobar de Rioja, la LR-309 a Hervías y la LR-503 a Casalarreina.


Estado actual

La LR-111 cruza el casco urbano de Castañares de Rioja mediante una travesía con tramos muy estrechos y virados que no permiten un tráfico fluido. El paso de vehículos por el casco urbano se realiza por una travesía con unas características geométricas inadecuadas para el tráfico que soporta: trazado virado con sección transversal angosta, multitud de accesos, calles que desembocan en la carretera, pasos de peatones, vados y escasa visibilidad. Esta situación afecta a la seguridad vial tanto de peatones como de conductores y a la calidad de vida en general de los vecinos de Castañares, convirtiéndose en peligrosa en caso de vehículos pesados.

Actualmente, la vía soporta una Intensidad Media de Vehículos (IMD) que supera los 4.000 diarios, de los cuales más del 10% son vehículos pesados. La previsión para 2011 es de unos 6.000 vehículos al día.

Proyecto de la variante

La variante comenzará en el punto kilométrico 29,9 de la LR-111 donde se separa de ésta hacia el este del núcleo urbano y se reencuentra con el trazado actual tras un recorrido de 6.900 metros. La vía estará formada por dos carriles de 3,5 metros cada uno, arcenes de 1,5 y bermas de 0,75 metros, que suman una calzada de 11 metros.

El proyecto incluye la construcción de tres enlaces. La tipología de todos ellos es la de dos glorietas formando ‘pesas’ con unión entre ellas mediante un paso inferior bajo el tronco de la variante. Las glorietas de los enlaces tienen 27 metros de radio en el eje.

El proyecto trata de aprovechar al máximo las carreteras existentes así como los caminos agrícolas y las vías pecuarias. La conexión de estos viales a ambos lados de la variante se realizará a través de las estructuras de los enlaces.

En cuanto a la Vía Verde, se ha previsto su desvío mediante la construcción de un camino de anchura libre de 4 metros y dos márgenes de 1,5 metros a cada lado para la plantación de árboles. Asimismo, se realizarán obras de drenaje y se reservan importantes partidas para la reposición de servicios afectados como la red de riego de Castañares, el canal del Najerilla, las redes eléctricas y los colectores de aguas residuales y de abastecimiento. La obra se completará con la correspondiente señalización horizontal, vertical, de balizamiento y barreras.