22 de agosto de 2008

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, acompañado por el Consejero de Salud, José Ignacio Nieto, ha presentado la nueva Unidad Móvil del Centro de Transfusión de La Rioja, que va a mejorar notablemente la prestación de este servicio a los donantes de sangre de la Comunidad. El Gobierno regional ha invertido en la adquisición y equipamiento de esta Unidad en torno a 300.000 euros.

Esta actuación completa la previsión del Gobierno en materia de infraestructuras para el Centro de Transfusiones de La Rioja (Banco de Sangre), que también creció sustancialmente en instalaciones y tecnología desde que se ubica en el Hospital San Pedro.

Esta previsto que el nuevo vehículo sea utilizado por 8.000 donantes de más de 60 localidades de La Rioja. Además, realizará alrededor de 400 colectas anuales, desplazándose a la práctica totalidad de municipios de la Comunidad con el fin de facilitar el acto de la donación de sangre a todos los ciudadanos riojanos.

El nuevo vehículo, con una longitud de 13 metros, un metro más que la anterior Unidad, dispone de un motor turbo de potencia mínima 340 CV y cumple las normas españolas y europeas en materia de seguridad y de materiales. El acabado del piso del vehículo, antideslizante e ignífugo, tiene el mismo nivel en toda su longitud y anchura.

En cuanto a la climatización de la Unidad, cuenta con 3 consolas de aire acondicionado frío-calor, un precalentador con programador y calefacción por convectores.

Las ventanas se sitúan a lo largo del vehículo de tal manera que permiten la visibilidad de dentro a fuera, pero no de fuera a dentro, con doble acristalamiento para un mejor aislamiento e insonorización.

En cuanto a la señalización del vehículo, contempla el símbolo logotipo del Banco de Sangre de La Rioja de la Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja, incluyendo la referencia de ‘Donación de Sangre’, en cada uno de los laterales, así como en la parte trasera.

Distribución interior

La Unidad está dividida en tres zonas: “A”, delante; “B” central o de extracción y “C”, detrás, y cuenta con dos accesos, uno para el conductor, a través de una puerta manual con bisagras, y otro para los donantes, mediante puertas eléctricas situadas una detrás del eje posterior y otra delante del eje anterior.

1.- Zona “A” delantera.

Tiene el acceso a través de una puerta rígida y será una zona destinada al refrigerio de donantes. La butaca del conductor es de suspensión neumática, regulable en todos los sentidos.

Además del espacio para el conductor, dispone de 6 asientos repartidos en dos grupos, con una mesa situada en el centro de cada grupo. De estos 6 asientos, los cuatro delanteros tienen el respaldo móvil de manera que permite ponerse en sentido o en contra de la marcha y van tapizados en material lavable.

Esta zona dispone de toma de corriente y va provista de una nevera para el refrigerio a los donantes y un armario para su almacenaje. Dispone también de una puerta rígida en aluminio blanco y cristal templado de división con la zona B.

2.- Zona ‘B’ Central de Extracciones.

Tiene el acceso desde la zona “A” a través de una puerta rígida de aluminio en blanco y cristal templado. Esta dotada de cuatro sillones de extracciones eléctricos y basculantes.

La zona dispone de una encimera con lavabo con grifo y estanterías en parte baja en acero inoxidable y frontal en aluminio, armario con cajones bajo los sillones de extracción y encimera en cabecera de camillas en parte derecha.

3.- Zona ‘C’ trasera.

Esta zona, destinada a la entrada y recepción de donantes, dispone de una sala de espera, con butacas fijas, mesa abatible con silla y de un armario ropero. Cuenta también con un despacho con mesa y 1 sillón y 2 sillas, para reconocimiento médico.

Accesorios

La Unidad Móvil dispone para realizar su función de:
- 4 balanzas automáticas de extracción de sangre con display y sistema de captación de datos.
- 4 soportes para balanzas de extracción tras los sillones.
- 1 rodillador automático de tubulares con batería.
- 2 selladores de tubulares con un cabezal de termoselllado

Actividad del Banco de Sangre

Además de cubrir las necesidades de los hospitales de la Comunidad, tanto de componentes sanguíneos para transfusión como de medicamentos obtenidos del plasma humano, el Centro de Transfusión de La Rioja desarrolla campañas para impulsar la donación en la región.

En la Comunidad de La Rioja se realizaron 9.681 donaciones de sangre en 2007 (donaciones realizadas por unos 7.000 riojanos).

Cada año es necesaria la incorporación de nuevos donantes para reemplazar a aquellos que, por motivos de edad o enfermedad, no pueden continuar donando. El año pasado en La Rioja se incorporaron 1.213 donantes, lo que representa un incremento de un 2,4% de nuevos donantes respecto al año anterior (1.184 nuevos donantes).

En el acumulado de enero a julio de 2008 se han llevado a cabo 6.566 donaciones de sangre en La Rioja, lo que representa un 24,9% más que en el mismo período de 2007.

De acuerdo con los datos del Centro de Transfusión, el perfil del donante en La Rioja se corresponde con un hombre de entre 30 y 50 años, con estudios medios o superiores. No obstante, la cada vez mayor participación de los jóvenes de entre 18 y 30 años está rejuveneciendo progresivamente dicho perfil y también se está igualando la participación de hombres y mujeres.

Los requisitos para poder donar sangre son tener entre 18 y 65 años (por encima de esta edad depende del reconocimiento médico), pesar más de 50 kilos, estar en buen estado de salud y no presentar ninguna enfermedad que pueda ser transmitida a un futuro receptor.

Los puntos en los que la población de La Rioja puede donar sangre son:

-La Unidad Móvil que se desplaza frecuentemente por toda la Comunidad de La Rioja.

-El Banco de Sangre de La Rioja, situado en el Hospital San Pedro, donde funciona un punto fijo de extracción.

-CARPA: También se puede efectuar una donación de sangre en este nuevo punto de extracción.

La Rioja, autosuficiente

La Rioja es autosuficiente en donaciones de sangre, gracias a una mejor utilización de la sangre donada, por las técnicas que se emplean en gestión de la misma. Estas novedosas técnicas aumentan la seguridad en la extracción y en el tratamiento de la sangre, además de permitir aprovechar mucho más la sangre que se recibe, situando el Centro de Transfusión de La Rioja a la cabeza de los bancos de sangre del país.

En La Rioja se cubren todas sus necesidades con las donaciones realizadas por sus ciudadanos. Este dato que aun siendo muy positivo, no significa que no sea necesario seguir incrementado el número de donaciones porque la sangre es un producto perecedero y es necesario mantener constante el número de donaciones a lo largo del año.

Certificaciones de calidad

De hecho, los avances efectuados por el Centro de Transfusión riojano en los últimos meses y su sistema de gestión de calidad han merecido la concesión de la certificación de calidad basada en la norma ISO 9001:2000, lo que le convierte en uno de los primeros centros de España que obtiene dicha certificación de calidad, que engloba desde la extracción de sangre hasta su transfusión al paciente.

Más recientemente, en mayo de 2008, el Centro de Transfusión de La Rioja ha sido acreditado por el CAT (Comité de Acreditación en Transfusión) de las Sociedades Científicas Españolas (Sociedad Española de Transfusión Sanguínea y Terapia Celular y la Asociación Española de Hematología y Hemoterapia) de acuerdo con los estándares más exigentes en calidad y seguridad.