18 de febrero de 2008

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, y el Presidente de la Asociación de Autoescuelas de La Rioja, Servando Martínez, han firmado hoy un convenio de colaboración para poner en marcha un novedoso sistema de ayudas destinadas a los jóvenes riojanos que deseen obtener el permiso de conducir de la clase B.

En virtud de este acuerdo, los jóvenes de 17 a 30 años podrán solicitar a Caja Rioja e Ibercaja un préstamo de hasta 2.000 euros que podrán amortizar en un plazo máximo de tres años (36 meses). Para ello, la Consejería de Presidencia ha suscrito el correspondiente convenio con las citadas entidades financieras.

La novedad reside, precisamente, en que será el Gobierno de La Rioja quien asuma el coste de los intereses de los préstamos, por lo que los jóvenes podrán devolver el importe del préstamo correspondiente en plazos mensuales.

Con esta medida, el Gobierno de La Rioja quiere ayudar a los jóvenes a obtener el carné de conducir, ya que en ocasiones el elevado coste puede ser un obstáculo para los que aún no poseen recursos suficientes para asumir el pago.

Además, el Ejecutivo riojano entiende que obtener el permiso de conducción es un requisito obligatorio, en muchas ocasiones, para acceder al primer empleo, por lo que esta medida quiere contribuir a facilitar a los jóvenes su acceso al mercado laboral.

De igual modo, el Gobierno de La Rioja quiere hacer especial hincapié en la importancia de la seguridad vial. Por ello, los jóvenes que participen en el programa recibirán clases específicas para ampliar su formación en esta materia.

Requisitos necesarios

Los jóvenes que deseen acogerse a esta novedosa medida impulsada por el Gobierno de La Rioja, a través del Instituto Riojano de la Juventud, deberán cumplir los siguientes requisitos:

Tener entre 17 y 30 años de edad.

Estar en posesión del Carné Joven.
Estar o haber estado empadronados en cualquier municipio de la Comunidad Autónoma de La Rioja, con un mínimo de 5 años de permanencia. Esta condición no será exigible en el caso de jóvenes que cursen estudios en la Universidad de La Rioja u otras enseñanzas del sistema educativo nacional comprendidas en el artículo 3 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, en centros públicos o privados de La Rioja.
Acceder por primera vez a la titularidad del permiso de conducir de la clase B.
No haber disfrutado con anterioridad de la condición de beneficiarios del préstamo acogido a las condiciones del convenio suscrito hoy.

Cómo solicitar la ayuda

En primer lugar, los jóvenes deberán dirigirse a la autoescuela elegida para formalizar un anexo al contrato de formación/enseñanza en el que constará, por un lado, el importe a satisfacer, y, por otro, el número de clases mínimas (teóricas y prácticas) a recibir.

Con posterioridad, los jóvenes deberán acudir a la entidad financiera para solicitar el correspondiente préstamo. Una vez concedido, se podrá firmar el oportuno contrato de formación/enseñanza con la autoescuela.

Finalmente, los beneficiarios únicamente tendrán que abonar a la entidad financiera la cuota convenida sin necesidad de pagar intereses de ningún tipo, comisiones o seguros. Eso sí, los jóvenes podrán amortizar el préstamo de forma anticipada sin penalización alguna con la única condición de comunicárselo a la entidad con cinco días de antelación.

Amplia cobertura

Con esta medida, el Gobierno de La Rioja pretende dar cobertura a todos los jóvenes de 17 a 30 años, independientemente de su situación laboral o académica.

Además, todas las autoescuelas pueden participar en el programa, independientemente de si están o no asociadas, algo que el Gobierno central sí les exige.