5 de octubre de 2007

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha pedido hoy respeto a los símbolos que identifican a España, al término de la reunión del Consejo de Gobierno, que se ha celebrado en Santo Domingo de la Calzada.

Pedro Sanz ha considerado "sorprendentes los ataques que se están produciendo en los últimos días contra las señas de identidad y contra los cimientos de nuestro sistema democrático", en referencia a la reiteración de ataques a la Monarquía parlamentaria, como la quema de imágenes del Rey o el incumplimiento de la ley de banderas.

"Tenemos un Gobierno y un Presidente (José Luis Rodríguez Zapatero) que no da importancia a estos elementos vitales en la construcción de nuestro país", ha destacado el Presidente del Ejecutivo riojano. A su juicio, Rodríguez Zapatero "tiene una posición sumisa ante el relanzamiento de los nacionalismos de forma radical", fruto de su debilidad política y de sus intereses electorales.

El Presidente de la Comunidad de La Rioja también ha criticado los Presupuestos Generales del Estado para 2008, ya que, en su opinión, quitan a los riojanos lo que les corresponde. "Estos Presupuestos son totalmente injustos con nuestra Comunidad Autónoma y no vamos a permitir que nos quiten lo que nos corresponde", ha añadido.

Pedro Sanz ha comentado que los Presupuestos del Estado "están planteados desde el sectarismo y son discriminatorios para nuestra región". "No nos dan ni lo que nos prometen", ha dicho Pedro Sanz al referirse a la ausencia de partidas económicas comprometidas por Rodríguez Zapatero en periodo electoral.

El Presidente del Ejecutivo riojano se ha referido también a la detención de los miembros de la Mesa Nacional de Batasuna y ha expresado su sorpresa por el hecho de que se produzca en este momento y no hace meses cuando no se ha producido ningún cambio en la legislación vigente. "Se está dando una imagen de que la Justicia está supeditada a los intereses del Gobierno", ha señalado.

No obstante, ha considerado positiva esta medida aunque se haya tomado tarde y ha mostrado su convencimiento de que la aplicación del Estado de Derecho llevará al triunfo a los demócratas.