29 de abril de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha visitado esta tarde la nueva estación provisional que se ha construido en Logroño mientras se desarrollan las obras de soterramiento del ferrocarril, obras que Sanz ha calificado como "las más importantes del siglo XXI". Sanz pidió "lealtad" en la ejecución de este proyecto que beneficia a todos los riojanos y solicitó a las tres administraciones que "no caigan en el error de querer patrimonializar un proyecto conjunto".

Tras la visita a la estación provisional, en la que ha estado acompañado por representantes de la empresa estatal de infraestructuras ferroviarias (ADIF) y de los miembros de Logroño Integración del Ferrocarril, Pedro Sanz ha manifestado su satisfacción por la realización y el resultado final de la estación que entrará en funcionamiento mañana, pero ha señalado que "en estos momentos deberíamos estar hablando del final de la primera fase de la obra, no de una estación provisional".

Por ello, ha pedido al Presidente de la ADIF que se impulse la continuidad de las fases que restan para completar el soterramiento del ferrocarril en Logroño "para recuperar el tiempo perdido".

Pedro Sanz ha manifestado la satisfacción del Gobierno de La Rioja por su protagonismo en la promoción del comienzo de la sociedad Logroño Integración del Ferrocarril en 2002 y recordó que su Gobierno es la única institución que persiste desde los inicios del proyecto.

El edificio que acogerá la estación provisional, y que entrará en funcionamiento mañana, cuenta con una planta rectangular dividida en dos áreas de distinta funcionalidad. La primera, de aproximadamente 325 metros cuadrados, acogerá los servicios ferroviarios mientras que la segunda, de 400 metros cuadrados de superficie, albergará la zona estancial para los usuarios, compuesta de sala de espera, servicios de cafetería, vestíbulo y aseos así como las diferentes tiendas comerciales que decidan instalarse en la estación.

Un aparcamiento para un centenar de vehículos (109 plazas en concreto) y una instalación donde se ubicará el PIAC (Punto de Información y Atención Ciudadana), que servirá para informar a los logroñeses del desarrollo de las obras del soterramiento, completan la estación.

El Gobierno de La Rioja aporta 543.750 euros -el 25% del presupuesto total- para la financiación de esta estación que estará en funcionamiento mientras se ejecuta la fase I de las obras de integración del ferrocarril a su paso por Logroño.