1 de octubre de 2011

38775_10

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha participado esta mañana en la jornada de puertas abiertas organizada para presentar las nuevas instalaciones del Centro de Tecnificación Deportiva (CTD) Javier Adarraga, que reabre "convertido en un punto de referencia indiscutible para todos los amantes del deporte" tras un proceso de remodelación integral que comenzó en 2005 y que ha conllevado una inversión cercana a los 8 millones de euros.

En la visita también han tomado parte la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, así como deportistas riojanos, representantes de las distintas federaciones deportivas, asociaciones de vecinos, escolares y antiguos socios, entre otros invitados.

La comitiva ha tenido la oportunidad de conocer las instalaciones a pleno rendimiento, ya que se han programado actividades en todos los espacios que han sido organizadas por los clubes y federaciones correspondientes: gimnasia rítmica, pelota, natación, atletismo, etc.

El Centro de Tecnificación Deportiva Javier Adarraga, cuyo edificio primigenio (el frontón) data de 1964, reabre sus puertas convertido en un punto de referencia indiscutible tras haber sido sometido a un completo proceso de remodelación que se inició en 2005 y ha supuesto una inversión global de 8 millones de euros.
Las nuevas instalaciones, que aspiran a convertirse en un punto de encuentro para los deportistas tanto no federados como federados, aunarán tradición y modernidad. En este marco cobrará especial importancia la figura del abonado, ya que el Centro estará abierto a todas las personas que deseen utilizar las instalaciones. Eso sí, tendrán siempre prioridad los entrenamientos, por lo que se intentará adaptar los horarios para dar servicio a todo el público.

En este sentido, el Centro adelantará su horario de apertura por la mañana (6.00 horas) y cerrará a las 22.00 horas, mientras que los fines de semana abrirá en horario de mañana y tarde.

Los trabajos comenzaron con la reforma del edificio que acoge el frontón Adarraga a fin de adaptarlo a la normativa vigente, con la consiguiente eliminación de barreras arquitectónicas y la adopción de los dispositivos de seguridad necesarios en materia de incendios, evacuación, etc. En esta misma fase se construyó un nuevo gimnasio y una sala de musculación, además de un centro de medicina del deporte con zonas de aguas, baños, saunas, etc.

La segunda fase consistió en la demolición de la zona de vestuarios y pistas cubiertas, lo que dio lugar a la ampliación de la pista de atletismo de seis a ocho calles, con una zona perimetral de césped artificial para calentamientos.

Por último, ahora ven la luz las nuevas instalaciones que han centrado los trabajos de la tercera y última fase:

• Un nuevo edificio administrativo que sirva de acceso al recinto deportivo, ubicado en la zona sur del complejo, frente al río Ebro. La planta baja se dedicará a usos administrativos, mientras que en la primera planta se ha localizado el vestíbulo, que dará entrada tanto a este edificio como al resto de espacios deportivos. En la primera planta también se ubicarán oficinas, aulas y la biblioteca.

• Dos piscinas cubiertas (una para aprendizaje de 18x5 metros y 1,20 metros de profundidad y otra con diez calles, de 25x20 metros y 1,80 de profundidad con graderío y zona de servicios, que servirá para entrenamientos y competición). Las piscinas cuentan con vestuarios en la planta baja.

• Un módulo de atletismo con zona de saltos para colchoneta y lanzamientos, pista recta cubierta con graderío y zona de servicios; y nuevas zonas de servicios tanto para las zonas de natación como de atletismo.

La reforma ha supuesto la transformación del ‘Adarraga’ en una instalación deportiva polivalente y multifuncional, que podrá acoger todo tipo de entrenamientos y competiciones deportivas del más alto nivel.

Está previsto que más adelante entren en funcionamiento nuevas salas de musculación y artes marciales. Igualmente, en fechas próximas se darán a conocer los precios de las tarifas para abonados, si bien habrá descuentos para colectivos como menores, jubilados o personas con discapacidad, entre otros.