22 de octubre de 2009

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, se ha mostrado hoy partidario de mantener visibles los restos arqueológicos descubiertos en la iglesia de la Asunción del monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla dada "su relevancia histórica, artística y arqueológica".

Pedro Sanz, que ha realizado estas declaraciones al término de una visita a la iglesia de la Asunción, se ha mostrado partidario de "dar valor y significado" a estos descubrimientos y, por lo tanto de dejar al descubierto los restos más significativos, es decir, los del primitivo templo románico, mediante un sistema de protección transparente.

Como se recordará, según los estudios arqueológicos realizados, las dimensiones de la iglesia románica eran mucho más grandes de lo esperado, y su regularidad situaría este templo entre los ejemplos más tempranos del primer románico peninsular, "un gran románico muy antiguo de características similares a San Martín de Frómista, San Isidoro de León o la Catedral de Jaca", ha indicado Pedro Sanz.

Según la documentación existente, la iglesia se construyó entre los años 1053 y 1067 y los estudios arqueológicos han permitido comprobar que era una iglesia de tres naves. El ábside descubierto en el sondeo realizado en 2008 era el ábside mayor, donde fue ubicada el arca con las reliquias de San Millán. Del mismo modo, se han descubierto un ábside lateral junto a éste, de hechura muy precisa, donde debieron ubicarse unos años más tarde los restos de San Felices de Bilibio, eremita y maestro de San Millán. También ha aparecido un tercer ábside lateral idéntico, situado en parte fuera de la iglesia actual, bajo el suelo del claustro.

Restauración del templo

Los restos arqueológicos se han descubierto durante las obras de restauración de la iglesia de la Asunción, que comenzaron en noviembre de 2007 y cuya finalización está prevista para noviembre de 2010.

Estas actuaciones se complementarán en un futuro próximo con la restauración del refectorio, que supondrá una inversión de 500.000 euros, y la iluminación del Monasterio, actuación presupuestada en 540.000 euros.

Con estas obras, la inversión total realizada en los Monasterios de Yuso y Suso desde su declaración como Patrimonio de la Humanidad en 1997 supera los 16 millones de euros, incluyendo las actuaciones realizadas para poner en marcha el Centro Internacional de Investigación de la Lengua Española (Cilengua).