2 de octubre de 2007

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha conseguido la adhesión del Integrupo Vino del Comité de las Regiones (CdR) a las propuestas riojanas contra la reforma de la OCM del Vino que ha planteado la Comisión Europea y en defensa del modelo vitivinícola basado en la calidad y en el equilibrio entre la producción y la comercialización, como ya hizo el Consejo Internacional de la Asamblea de Regiones Europeas Vitivinícolas (AREV) en la reunión celebrada a primeros de septiembre en Rumania.

En este sentido, el Integrupo Vino, que preside Pedro Sanz, ha asumido las propuestas emanadas de la AREV contra la liberalización de plantaciones y el sistema de clasificación y etiquetado que plantea la Comisión Europea, así como respecto a los fondos destinados al arranque de viñedos y a la necesidad de promocionar los beneficios para la salud de un consumo moderado y regular de vino.

La resolución adoptada por el Intergrupo Vino se trasladará a la Comisaria de Agricultura de la CE, al Parlamento Europeo, al Consejo de la Unión Europea y a la Asamblea de Regiones Vitivinícolas Europeas para que estas instituciones la tengan en cuenta a la hora de valorar la reforma de la OCM del Vino.

Entre otros asuntos, la resolución muestra el firme rechazo de las regiones que forman este organismo a la liberalización de los derechos de plantación tanto para vinos de calidad como para los vinos de mesa porque provocaría la desaparición de pequeñas y medianas explotaciones y la deslocalización de los viñedos tradicionales, con la consiguiente pérdida de identidad para numerosas regiones de Europa.

Respecto al arranque de viñedo, se insiste en que la asignación de fondos para esta medida es desproporcionada en relación con la ayuda dirigidas a la promoción y se plantea que los medios para el arranque voluntario provengan del "sobre" nacional en una proporción máxima del 30% y que los Estados y las Regiones tengan la posibilidad de gestionar el arranque para evitar la dispersión de viñedos.

Otro de los asuntos que preocupa a las regiones europeas es el cambio del sistema de clasificación de vinos, en vinos de calidad y vinos de mesa, porque generaría confusión en el consumidor y no garantiza el seguimiento de la elaboración de los vinos de mesa europeos. El CdR aboga por unas reglas de etiquetado específicas para el vino que sean claras, simples y veraces para el consumidor.

La resolución defendida por el Presidente del Gobierno de La Rioja incide en que la promoción y las campañas de información son necesarias tanto para países terceros como para la propia Unión Europea, con mensajes claros sobre los beneficios para la salud de un consumo moderado y regular del vino.

El Intergrupo Vino, que se constituyó en noviembre de 2006 en Logroño como grupo de trabajo del Comité de las Regiones (CdR), está formado actualmente por 40 miembros que pertenecen a regiones de Italia, Hungría, Francia, Portugal, Malta, Alemania, Austria, Grecia, Letonia, Reino Unido, Finlandia y España.