25 de agosto de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha lamentado hoy el fallecimiento en Afganistán de dos guardias civiles españoles, que formaban parte del Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil con sede en Logroño, al ser tiroteados por un policía afgano al que estaban impartiendo una clase de formación en la base de la OTAN que se halla bajo control de las tropas españolas en la ciudad de Qala-i-Naw, en la provincia de Badghis.

Pedro Sanz ha transmitido las condolencias y afecto del pueblo riojano al jefe de la Unidad de Acción Rural (UAR) de la Guardia Civil, el coronel Félix Torquemada Benito, por el fallecimiento de los guardias civiles José María Galera Córdoba, de 33 años, natural de Albacete, y Leoncio Bravo Picayo, de 34 años, nacido en La Coruña.

Además, el Jefe del Ejecutivo regional ha expresado su admiración y reconocimiento a todos los integrantes de la Unidad de Acción Rural de la Guardia Civil por el valioso trabajo que desempeñan en las misiones tan importantes que tienen encomendadas y los riesgos que han de afrontar en su labor diaria, así como el pleno apoyo de todo el pueblo riojano a la prestigiosa unidad en su lucha contra el terrorismo.