14 de diciembre de 2007

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha instado a la Ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, a utilizar "la posibilidad del veto" contra la reforma de la OCM del Vino en el Consejo de Ministros de Agricultura que se celebrará la próxima semana en Bruselas si mantiene la liberalización de plantaciones "sin excepciones ni protección para las Denominaciones de Origen, como Rioja".

Según ha explicado Pedro Sanz, en una carta remitida hoy a la Ministra le pide que utilice todos los medios a su alcance para que no prospere esta propuesta de la Comisaria Europea de Agricultura porque tendría "consecuencias trágicas" para regiones como La Rioja, dado que significaría "la destrucción de su riqueza e hipotecaría su futuro".

En este sentido, en la carta subraya que, "con la excusa de hacer más competitivo el sector vitivinícola, las regiones que, como La Rioja, son la punta de lanza del modelo europeo de vitivinicultura de calidad, quedaríamos heridas de gravedad".

Pedro Sanz ha recordado el "trabajo serio, riguroso y responsable que ha realizado el Gobierno de La Rioja en defensa del modelo de vitivinicultura de calidad en todos los foros e instancias europeas -Comisaria de Agricultura, la AREV, el Comité de las Regiones y el CES- y junto al sector vitivinícola riojano" y ha destacado que ahora "le toca jugar su papel a la Ministra y al Presidente del Gobierno de España, porque nos jugamos el futuro todas las denominaciones de origen".

El Presidente del Gobierno de La Rioja ha admitido que "pide un mal menor porque podemos asumir que no se tengan en cuenta nuestra propuestas sobre etiquetado y promoción pero no podemos asumir la liberalización de plantaciones ni ahora ni aunque se retrase al año 2014 o a partir de 2015".