21 de noviembre de 2008

El Gobierno de La Rioja ha invertido 408.710 euros en esta obra, que incluye una nueva fuente luminosa

El Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Pedro Sanz, ha inaugurado hoy en Nájera las obras de construcción de una nueva glorieta en la intersección de la carretera LR-113 y la Calle San Fernando, que ha supuesto una inversión de 408.710,44 euros. Con esta actuación se articulan de manera ordenada los tráficos en una zona sensible de Nájera, eminentemente urbana, donde confluyen varios viales y se alojan las dependencias del Cuartel de la Guardia Civil, el IES Rey Don García, además de otros servicios y dotaciones terciarias y que supone un acceso directo al centro de la ciudad.

La construcción de la glorieta elimina de manera definitiva la intersección anterior y ordena el tráfico de entrada y salida hacia el centro de la ciudad. Además, se aportan a la zona de actuación los elementos necesarios para aumentar la seguridad de los peatones (vallas metálicas de separación, pasos de cebra, renovación de la señalización, nueva iluminación, etc.). Por otro lado, se culmina la actuación con la construcción de un elemento singular como es la fuente iluminada que, junto a la ornamentación del entorno (bancos, árboles, etc.), ofrecen una nueva perspectiva urbana a esta zona de la ciudad de Nájera más moderna y acorde con los tiempos actuales.

La glorieta cuenta con 26 metros de diámetro y dispone de conexiones con los correspondientes viales perimetrales con el objetivo de aprovechar en lo posible los accesos existentes en la intersección anterior con la finalidad de evitar afección a las propiedades colindantes.

El elemento ornamental más singular es una fuente luminosa formada por un vaso de 6 metros de diámetro exterior y 5,40 de diámetro interior y altura de 1 metro, con capacidad para 23.000 litros de agua. El juego ornamental está compuesto por un anillo perimetral de 36 toberas para lanzar chorros parabólicos de agua a una altura de 1,5 metros y un chorro central de 4 metros de altura tipo columna de espuma. La iluminación de la fuente se compone de focos led programables de varios colores. Todo el sistema se impulsa mediante dos bombas sumergibles.

La configuración transversal de los viales de la glorieta ofrece dos carriles de cuatro metros cada uno con una rígola de 50 cm. en el perímetro interior de la rotonda. El resto de los viales que confluyen en la glorieta tienen una anchura de 6 metros. En los accesos a la glorieta se disponen pequeñas isletas para dividir los dos carriles (de acceso y salida) a la glorieta.

Se ha mejorado todo el firme de la zona y se han construido nuevas aceras y descansos peatonales, además de otros elementos ornamentales como farolas, bancos, etc. Por otro lado se ha renovado por completo la señalización horizontal (pintado de rayas, pasos de peatones, bandas rugosas de advertencia a conductores, decoración de la glorieta, etc.) y vertical (señales de tráfico reflectantes, vallado metálico de protección de peatones, etc.).