28 de febrero de 2011

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha destacado la apuesta del Ejecutivo riojano por potenciar el turismo en nuestra región, apoyando los atractivos de cada municipio para generar riqueza. Pedro Sanz ha realizado estas declaraciones en la inauguración en el Calado de San Gregorio de la exposición permanente del Centro de la Cultura del Rioja, que forma parte de las actuaciones del Plan de Producto Turístico ‘Enoturismo urbano’ de Logroño.

En este sentido, Pedro Sanz ha destacado que el Gobierno de La Rioja ha impulsado ocho proyectos de dinamización turística en colaboración con corporaciones locales o mancomunidades, con el Gobierno de España y ha dicho que, en el caso de Logroño, "se trata de impulsar el enoturismo dentro del casco antiguo de la ciudad, como atractivo para todos los riojanos y personas de fuera de la Comunidad".

El Presidente del Ejecutivo riojano ha considerado muy positiva "la apuesta por el casco antiguo y por algo que identifica a esta tierra, combinando la cultura del vino con elementos históricos de los calados que dan sabor e imagen" a Logroño y a La Rioja. Por último, se ha referido a la colaboración entre las Administraciones públicas, algo que ha considerado muy positivo, "extraordinario", y ha asegurado que el Gobierno de La Rioja "está comprometido con su capital y especialmente con los logroñeses".

La muestra inaugurada hoy se titula ‘El corazón del Rioja’ y es una recreación del futuro Centro de la Cultura del Rioja, diseñado por Jesús Marino Pascual. Consta de paneles explicativos y maquetas sobre el Centro, su ubicación, la rehabilitación del calado de San Gregorio y sobre Logroño como capital del Rioja.

Esta exposición, así como la parte museística y el equipamiento del Centro de la Cultura del Rioja, son acciones incluidas en el Plan de Producto Turístico ‘Enoturismo urbano’ de Logroño, que tiene un presupuesto de 2,5 millones de euros y cuenta con una aportación de 852.124 euros del Gobierno de La Rioja. Entre las actuaciones de este plan figuran la rehabilitación del calado de San Gregorio, la señalización turística, la rehabilitación de lagares y el acondicionamiento de las calles Laurel y San Juan, entre otras.