25 de noviembre de 2008

El Gobierno de La Rioja ha invertido 544.840,22 euros en la construcción de este nuevo centro municipal

El Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Pedro Sanz, acompañado por el Consejero de Salud, José Ignacio Nieto, y el Alcalde de Nalda, Domingo Ruiz Fernández, ha inaugurado esta mañana el nuevo edificio municipal de Nalda destinado a usos múltiples, que contribuirá a incrementar y mejorar los servicios que dicho municipio ofrece a sus ciudadanos.

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Salud, ha invertido 544.840,22 euros en la construcción de este nuevo edificio (534.636,25 euros de obra más 10.203,97 euros correspondientes al equipamiento y mantenimiento), que alberga un consultorio médico, un centro de personas mayores y un centro cultural

La aportación del Gobierno de La Rioja está regulada en un convenio de cooperación suscrito con el Ayuntamiento de Nalda, que cedió a la Comunidad el terreno necesario para construir el centro, un solar de 480 metros cuadrados, situado en la calle Alberto Martín, 1.

El nuevo edificio dispone de un total de 1.440 metros cuadrados, distribuidos en cuatro plantas; en la planta baja se ubica el consultorio médico, en la planta primera el centro para la tercera edad y en la segunda planta las dependencias destinadas a usos culturales. El sótano alberga el cuarto de instalaciones y un almacén de uso común.

El consultorio médico está formado por dos consultas (médica y de enfermería), una sala de espera, aseo y un pequeño almacén anexo. En la planta baja se sitúa, además, el vestíbulo general de acceso al edificio.

Por su parte, el centro de la tercera edad, ubicado en la planta primera, consta de una amplia sala con magníficas vistas hacia el sur. Con el objetivo de ganar en comodidad y aprovechar los recursos energéticos, una galería acristalada en la fachada sur actúa como colector solar. En la fachada norte también se ha colocado un mirador de dimensiones más reducidas. Como dependencias auxiliares, hay tres aseos y una cocina.

Finalmente, la planta segunda se ha dedicado a usos culturales y, para ello, dispone de una sala de usos múltiples muy bien iluminada, destinada a albergar las diferentes actividades culturales que se desarrollen en el municipio, un despacho y un almacén.

Por su parte, el sótano cuenta con un almacén de uso compartido por las diferentes dependencias, la sala de calderas y un archivo.

El Gobierno de La Rioja ya ha contribuido a crear este tipo de edificios en otros municipios de nuestra Comunidad (Galilea, Ribafrecha, Huércanos, Aguilar…), como modelo de referencia que vincula los servicios sanitarios, culturales y sociales en un mismo entorno, y acerca estas importantes prestaciones sociales a los habitantes de los pueblos riojanos.

Con estas infraestructuras, se pretende apoyar a las zonas más desfavorecidas de La Rioja y proporcionar no sólo los mejores servicios sanitarios, sino otras prestaciones que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos, independientemente de su lugar de residencia. Además, este tipo de construcciones favorece el ahorro de costes y energía.