17 de febrero de 2011

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, junto al alcalde de Lumbreras de Cameros, Norberto Martínez, ha inaugurado hoy el ayuntamiento del municipio tras las obras de reforma que se han realizado en el edificio.

La actuación ha consistido en la reestructuración del edificio del ayuntamiento y su entorno con el objetivo de acondicionar los espacios anexos y mejorar el acceso de los usuarios al hogar de tercera edad que está ubicado en el mismo.

Las obras han supuesto una inversión total de 150.238 euros, de los que el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Administraciones Públicas y Política Local, ha financiado 142.858 euros.

Las actuaciones desarrolladas han mejorado el acceso al propio ayuntamiento y al hogar de la tercera edad. Además, se ha acondicionado y ajardinado el entorno instalando un asador al aire libre con mesas, bancos y columpios.

Iglesia de San Andrés

Asimismo, Pedro Sanz, ha visitado la iglesia parroquial de San Andrés de Cameros, cuyo interior ha sido restaurado tras una inversión total de 346.028 euros, de los cuales el Ejecutivo regional ha aportado 210.400 euros. En concreto, se ha intervenido en la estructura interna del templo y en el retablo mayor, que se ha rehabilitado.

La última actuación se ha realizado en la zona interior de la iglesia que, con un presupuesto de algo más de 202.000 euros, ha contado con una subvención del Gobierno de La Rioja de 88.000 euros.

Estos trabajos han consistido en el arreglo de los revocos interiores, así como en el picado de toda la zona. Se han restaurado todas las bóvedas, que estaban afectadas con deformaciones. Además, en el muro norte de la iglesia, que sufría humedades, se efectuó un drenaje para solventarlas.

En cuanto al coro, se desmontó para rehabilitar todos sus elementos, incluidas las escaleras y las balaustradas, y las zonas decoradas.

La anterior intervención en esta iglesia de San Andrés fue la restauración de su retablo mayor, que se incluyó en el tradicional convenio que suscribe la Consejería de Cultura con la Diócesis. En esta ocasión, la inversión alcanzó los 144.000 euros, de los que 122.400 fueron aportados por el Gobierno de La Rioja.