5 de junio de 2010

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha inaugurado esta mañana los trabajos de rehabilitación que ha realizado el Gobierno regional en la iglesia de San Julián de Castilseco, en Galbárruli, que han contado con una inversión de 373.871,22 euros.

En principio, la actuación prevista era la restauración de toda la cubierta del templo, pero durante las obras aparecieron unas pinturas murales góticas, que se han consolidado. El valor artístico de este conjunto es notable, ya que se configura como ejemplo de gótico lineal, única muestra conocida de pintura mural de este estilo en La Rioja.

Los trabajos previos de las cubiertas incluyeron la consolidación y la restauración de las espadañas, así como la demolición del añadido que tenía el campanario. Posteriormente se levantó toda la cubierta del templo y se sustituyeron las del atrio y la sacristía. En esta última, se ha colocado un forjado de techo.

Además, se limpió la cabecera para después enfoscar y pintar, y se picaron los muros, momento en el que aparecieron las pinturas murales. Los pavimentos interiores y el entorno también se han adecuado.

El modificado del proyecto se realizó tras el descubrimiento, durante el proceso de limpieza de los muros interiores, de unas pinturas murales junto al arcosolio del lado sur del presbiterio.

Según se detalla en el proyecto de la intervención, se trata de pinturas murales góticas de buena factura con un estilo en el que predominan las líneas sobre los matices de color.

Otras de las actuaciones realizadas han sido la aplicación de tratamientos antitermitas en la puerta de entrada, retablos laterales, suelo y muros. También se ha incluido la instalación de una iluminación completa en el interior de la iglesia.