9 de septiembre de 2010

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz ha inaugurado hoy en Haro el nuevo espacio de enoturismo de Bodegas Roda en el que el público podrá degustar los vinos de este negocio ubicado en el corazón del Barrio La Estación, una de las zonas con mayor concentración bodeguera del mundo y de profunda tradición vitivinícola.

El nuevo wine bar, situado a pie de calle, está enclavado en un calado del siglo XIX esculpido en roca de 90 metros de largo y 6 metros de ancho. En sus dependencias se podrán probar las marcas Sela, Roda, Roda I y Cirsion, junto a algunas de las añadas míticas de la bodega. Además, permite al asistente pasear entre barricas y asomarse en su exterior al balcón del río Ebro.

Pedro Sanz ha asistido también al estreno de la barra a pie de calle de Bodegas Roda y ha visitado la sexta edición del ciclo de exposiciones fotográficas ‘Maridajes’, fruto de la colaboración de Bodegas Roda y la Fundación FotoColectania. En esta ocasión, las obras de los fotógrafos Paco Gómez y Chema Madoz se unen con un objetivo común: la fascinación por los objetos.

Bodegas Roda, última bodega en incorporarse al Barrio de la Estación, es uno de los negocios vitícolas más representativos de La Rioja Alta y su visión innovadora y su filosofía de trabajo han posicionado a sus vinos entre los mejores del mundo.

Mario Rotllant y Carmen Daurella fundaron esta bodega a finales de los años 80 con la intención de crear un nuevo concepto en el mundo del vino basado en una concepción moderna de la bodega y una nueva manera de entender la viticultura y considerar la importancia del viñedo viejo. Actualmente, sus instalaciones elaboran cuatro marcas: Sela, Roda, Roda 1 y Cirsion.

Hotel Arrope
El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha inaugurado también en Haro el Hotel Arrope, que ocupa el edificio del siglo XIX del antiguo hostal Higinia, y con anterioridad Hotel Adela, en el número 31 de la calle de la Vega. Sus instalaciones, completamente renovadas y redecoradas, ofrecen espacios cálidos y confortables, dotados de la última tecnología y en los que conviven la piedra centenaria con una estética moderna y minimalista.

El nuevo establecimiento hotelero del centro de Haro está rodeado de edificios singulares, cuenta con 14 habitaciones dobles en su planta baja más tres alturas y dispone de cafetería-restaurante, salones para eventos y una biblioteca con más de 1.000 títulos. Sus instalaciones se completan con una terraza de 250 metros, dotada de cenador enmarcado por parras de uva moscatel y de zona ‘chillout’.

Las habitaciones son accesibles para personas con movilidad reducida y cuatro de ellas están totalmente adaptadas con barras de transferencia, ducha a cota cero con asiento, wc alzado, espacio de giro e interruptores y perchas a altura adaptada, entre otras infraestructuras. El hotel cuenta, además, con la distinción de la consultora Equalitas en materia de accesibilidad y adaptabilidad.