3 de enero de 2012

El presidente, junto a la alcaldesa de Alcanadre y el presidente de la comunidad de regantes

El presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Pedro Sanz, ha inaugurado hoy en Alcanadre el regadío de la Comunidad de Regantes Cascajo y Morato tras las obras de transformación llevadas a cabo recientemente en las que el Gobierno regional ha invertido 246.5604 euros. Una cifra que supone el 60% de la inversión total, que asciende a 411.007 euros.

En su intervención, Pedro Sanz, acompañado por el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore; la alcaldesa de Alcanadre, Adelfa Gómez, y miembros de la Comunidad de Regantes, ha destacado que "es una prioridad del Gobierno de La Rioja mejorar la eficiencia de los regadíos y optimizar su gestión, así como conseguir una agricultura competitiva y moderna, objetivos que pasan necesariamente por usar de forma racional y eficiente los recursos de agua".

Las obras de modernización y transformación del regadío, que afectan a 90 regantes y a unas 40 hectáreas de superficie agrícola (viñedos, frutales y cereal), han consistido en instalar un centro de transformación nuevo y en la construcción de una caseta con tres bombas que impulsan agua a través de una red de tuberías a presión que permite el riego a goteo, con lo que se consigue una importante ahorro de agua.

Hasta la realización de las obras de transformación, los regantes tenían que utilizar una bomba que tomaba agua del río Ebro y la elevaba hasta varias acequias, desde las cuales se regaba por infiltración los distintos cultivos de la zona.