4 de marzo de 2008

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha firmado hoy un convenio marco con responsables de los Centros Tecnológicos de la región para fomentar y coordinar la I+D+I, así como su difusión y transferencia a la sociedad riojana, con la finalidad de contribuir al desarrollo de la Comunidad Autónoma.

En concreto, han firmado el convenio el Presidente del Consejo de Dirección del Centro Internacional de Investigación de la Lengua Española (CILENGUA) y Vicepresidente de la Fundación San Millán de La Cogolla, Luis Alegre; el Presidente de Fundación Rioja Salud y Presidente del Centro de Investigación Biomédica de la Rioja (CIBIR), José Ignacio Nieto; el Presidente de la Asociación para la Investigación de la Industria Cárnica de La Rioja (ASICAR) y Presidente del Centro Tecnológico de la Industria Cárnica de la Rioja (CTIC), Miguel Ángel Villoslada; el Presidente de la Asociación para el Desarrollo y la Innovación Alimentaria y Presidente del Centro de Innovación y Tecnología Agroalimentaria de la Rioja (CITA), Florencio Lázaro Galilea; el Presidente de la Asociación Profesional de Cultivadores de Champiñón de La Rioja, Navarra y Aragón y Presidente del Centro Tecnológico de Investigación del Champiñón (CTICH), José Antonio Jiménez; y el Presidente de la Asociación para la Investigación, Desarrollo e Innovación Tecnológica de la Industria del Calzado y Conexas de La Rioja y Presidente del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR), Basilio García.

La colaboración prevista en el convenio con los Centros Tecnológicos pretende contribuir a elevar el porcentaje del PIB que La Rioja destina a I+D+i y, con ello, a incrementar el número de empresas innovadoras para afianzar el crecimiento de la economía regional.

Para ello, entre los objetivos del convenio destacan la planificación estratégica y la promoción de la acreditación externa de los Centros Tecnológicos y el fomento de Agrupaciones de Empresas Innovadoras (AEI) -figura jurídica promovida por el Ministerio de Industria-.

Realizar en común la planificación estratégica de los Centros permitirá establecer objetivos comunes y acordes con los fijados por el Gobierno de La Rioja en el Plan de I+D+i y, al mismo tiempo, fijar las líneas concretas de investigación de cada centro, teniendo en cuenta sus posibilidades de ser transferidas a las empresas de cada sector, lo que redundará en una mayor optimización de los recursos económicos públicos y privados.

Por otra parte, la obtención de una acreditación externa convertirá a las Centros Tecnológicos riojanos en referencia nacional e internacional y aumentará sus posibilidades de optar a proyectos de investigaciones financiados por instituciones nacionales e internacionales.

En cuanto a las AEI, serán los Centros Tecnológicos los encargados de promover e incentivar su creación entre las empresas con las que tienen relación porque permite a las empresas que constituyen estas agrupaciones acceder a mayores subvenciones y ayudas nacionales de I+D .

El convenio contempla también la implantación de un servicio de vigilancia que podrán prestar los Centros Tecnológicos a las distintas empresas relacionadas con su ámbito de actuación para que tengan conocimiento puntual de las últimas novedades que surjan tanto en el equipamiento tecnológico como en el proceso de producción o en los propios productos de su sector de actividad.

Otras actuaciones

Además, el convenio marco contempla también otras actuaciones, entre las que figuran:

- Fomentar la realización de actividades formativas y de difusión que tengan por objeto la sensibilización social y el impulso de la Investigación, el Desarrollo y la Innovación.

- Promover la creación plataformas tecnológicas y la colaboración con éstas.

- Colaborar en la definición de una estrategia regional de innovación acorde con la existente a nivel nacional.

- Impulsar la colaboración entre las pymes y los Centros como vía de transferencia de conocimiento y tecnología.

- Fomentar que las empresas se impliquen en conseguir la mayor eficiencia de las políticas públicas de fomento a la innovación.

- Impulsar el Sistema Riojano de I+D+i como instrumento eficiente de la competitividad de La Rioja.

- Promover todo tipo de acciones para que la ciencia, la tecnología, la innovación y el espíritu emprendedor sean valores relevantes para la sociedad riojana.

- Desarrollar acciones conjuntas para la creación de empresas de base tecnológica.

Para llevar a cabo estas actuaciones, los Centros Tecnológicos se comprometen a proporcionar la colaboración de sus profesionales al Gobierno de La Rioja, que se encargará de fijar los objetivos, periodos y características de los trabajos que se vayan a realizar.

El convenio marco, que tiene un periodo de vigencia de dos años renovables automáticamente, se desarrollará mediante distintas addendas, con todos o parte de los Centros Tecnológicos, en función de las necesidades. En dichas adendas se especificarán las compensaciones económicas que recibirán los Centros por las tareas que vayan a desempeñar.

Actividad de los Centros Tecnológicos

En los últimos años, el Gobierno de La Rioja ha realizado un importante esfuerzo para dotar a los sectores económicos más relevantes de la Comunidad -cárnico, champiñón, industria agroalimentaria, calzado- de centros tecnológicos que fomenten y faciliten la realización de proyectos de I+D+i. Además, ha creado también centros vinculados a áreas de gran relevancia social en nuestra región, como la Lengua Española y la Salud.

Estos Centros Tecnológicos se han convertido en un elemento fundamental en el desarrollo de las políticas públicas de I+D+i, como refleja la evolución del gasto ejecutado por la Comunidad Autónoma en esta red, que ha pasado de 4,46 millones de euros en 2003 a más de 20 millones en 2007.

En esta misma línea, en 2003 los Centros Tecnológicos llevaron a cabo un total de 26 proyectos regionales de I+D+i y 7 nacionales, cifras que se elevaron en 2007 a 47 proyectos regionales, 12 proyectos nacionales y 4 proyectos europeos.

También el número de investigadores que trabaja en los Centros Tecnológicos se ha incrementado notablemente, pasando de los 46 del año 2003 a los 122 del año 2007.