22 de enero de 2008

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha firmado hoy un convenio con el Presidente de Autopista Vasco-Aragonesa (AVASA), José Domingo Ampuero, para ampliar la gratuidad de la autopista AP-68 para vehículos ligeros a partir del próximo 1 de febrero, de forma que los recorridos de ida y vuelta serán gratuitos en todo el tramo riojano utilizando el sistema Vía-T si se realizan en el plazo de 24 horas (empezadas a contar desde el viaje de ida).

Desde el año 1999, el Ejecutivo regional ha suscrito distintos acuerdos con la empresa concesionaria de la autopista AP-68, que han redundado directamente en la seguridad de casi 3 millones de conductores en el tramo de gratuidad entre Agoncillo y Navarrete y más de 250.000 en relación con los retornos gratuitos.

El documento firmado hoy entre Pedro Sanz y el Presidente de AVASA permite agrupar en un solo convenio los dos que estaban vigentes hasta la fecha y extender las medidas de gratuidad, dando cumplimiento al compromiso que había contraído el Presidente del Gobierno de La Rioja con los ciudadanos.

En concreto, este acuerdo garantiza la gratuidad de la autopista AP-68 en el tramo riojano en los recorridos que tengan origen y destino en los enlaces comprendidos entre los peajes de Haro y Alfaro, con ida y vuelta en un periodo de 24 horas (empezadas a contar desde el viaje de ida) y siempre que se disponga del dispositivo electrónico OBU.

El sistema Vía-T es un medio de pago asociado a una cuenta corriente de una entidad financiera, sobre la que se efectúan todos los cargos, que permite el paso del vehículo del usuario equipado con el OBU por el peaje sin necesidad de detenerse, cargándose el importe directamente en su cuenta.

Aparte de la medida dada a conocer hoy, el Gobierno de La Rioja mantiene la gratuidad de peaje para todo tipo de vehículos que circulen en los tramos Logroño-Navarrete, Logroño-Agoncillo y Navarrete-Agoncillo, y viceversa, con el sistema Vía-T, al margen de que el retorno se produzca o no en las 24 horas siguientes.

Además, el Ejecutivo regional también mantiene la gratuidad de todos aquellos recorridos de vuelta realizados dentro de las 24 horas siguientes al trayecto de ida que se realicen entre los peajes de Haro y Alfaro, siempre que se entre y se salga en el mismo peaje.

A través del convenio suscrito hoy, el Gobierno de La Rioja aportará el 80 por ciento del coste de cada tránsito de vehículo ligero que discurra por todo el tramo riojano de la autopista AP-68 en el periodo de duración del acuerdo, comprendido entre el 1 de febrero y el 31 de diciembre de 2008, que ha sido estimado en 2.300.000 euros. El 20 por ciento restante lo asumirá la empresa concesionaria.

El objetivo de los distintos acuerdos alcanzados con AVASA es facilitar los tráficos de carácter local, mejorar el acceso a determinadas zonas industriales y, muy especialmente, garantizar la seguridad vial de los conductores riojanos, sobre todo de los conductores habituales.

Convenios anteriores


El Gobierno de La Rioja ya firmó en el año 1999 un convenio con AVASA que supuso la gratuidad para los vehículos pesados en los recorridos entre el enlace de Logroño y Agoncillo y viceversa. Dicho acuerdo se hizo extensivo a vehículos ligeros a partir de 2003 y así se ha mantenido hasta la fecha.

En 2003, el Ejecutivo riojano acordó mantener estas medidas en la AP-68 y decidió ampliar la gratuidad a los vehículos ligeros entre los peajes de Logroño y Agoncillo. En 2006, se hizo extensivo este acuerdo a los tramos Navarrete-Logroño y Navarrete-Agoncillo.

El 1 de enero de 2007, se estableció la gratuidad en el retorno de los viajes realizados en 24 horas, siempre y cuando la entrada y salida se realizara por los mismos peajes. Los trayectos más usados durante este primer año han sido los de Logroño-Calahorra, Agoncillo-Calahorra y Haro-Logroño.

Sistema Vía-T


El dispositivo electrónico OBU con el sistema Vía-T se obtiene en la mayoría de las entidades financieras que operan en La Rioja. Las condiciones de adquisición dependen del contrato del cliente. No obstante, el Gobierno de La Rioja ha firmado un convenio con Caja Rural de Aragón (Cajalón) por el que se garantiza la gratuidad del aparato, sin comisiones de apertura, mantenimiento o renovación anual, siempre que se disponga de una cuenta en la citada entidad financiera o se proceda a su apertura y se deposite una fianza de 30 euros, que se retorna al devolverse el dispositivo electrónico.