12 de septiembre de 2012

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha felicitado hoy a la Federación Española de Bancos de Alimentos tras conocerse el reconocimiento a su labor con el premio Príncipe de Asturias de la Concordia. En concreto, Pedro Sanz ha conversado con su presidente en La Rioja, Faustino Gil, a quien ha expresado su satisfacción y la del pueblo riojano por este galardón "que viene a reconocer y premiar la importante labor que vienen realizando los Bancos de Alimentos desde hace muchos años, una tarea que ha cobrado especial relevando en estos complicados momentos que nos ha tocado vivir".

Como se recordará, el pasado 18 de mayo el Consejo de Gobierno de La Rioja acordó, a propuesta de Pedro Sanz, adherirse y apoyar la iniciativa de la Federación Española de Bancos de Alimentos, referente a la presentación de la candidatura a los premios Príncipe de Asturias 2012 de la Concordia. Los méritos esgrimidos al realizar esta propuesta eran que la Federación fomenta la solidaridad y el voluntariado, la protección del medioambiente a través de la recuperación de alimentos y la lucha contra el despilfarro de los mismos para su posterior reparto gratuito entre las personas y familias más desfavorecidas económica y socialmente de nuestro entorno.

El Gobierno regional apoya la labor del Banco de Alimentos de La Rioja desde su nacimiento a través de un convenio de colaboración que este año ha visto incrementada su cuantía hasta los 25.000 euros, debido a la especial situación de crisis económica y las crecientes necesidades de muchas familias riojanas. La asignación del Ejecutivo riojano se destina a sufragar los gastos de conservación, almacenamiento y distribución de los productos donados gratuitamente por diferentes empresas riojanas, que el Banco de Alimentos reparte a personas en situación de necesidad.

Los primeros bancos de alimentos surgieron en la década de los sesenta en Estados Unidos con el objetivo de recuperar aquellos productos que se desechan a diario, a pesar de encontrarse en óptimas condiciones, y destinarlos al consumo de los más desfavorecidos. Esta red fue ampliándose rápidamente y en 1987 se creó en Barcelona el primer banco de alimentos de España. En 1993 nació la Fundación Bancos de Alimentos de España, con sede en Madrid, integrada en la Federación Europea de Bancos de Alimentos. El Banco de Alimentos de La Rioja surgió en 2001. En aquella primera edición consiguieron recoger 39 toneladas y, desde entonces, la cifra ha ascendido hasta superar en 2011 las 800 toneladas, que se distribuyeron entre cerca de 17.000 personas a través de unos 140 colectivos.

El Premio Príncipe de Asturias de la Concordia se concede a aquellas personas o instituciones cuya labor haya contribuido de forma ejemplar y relevante al entendimiento y a la convivencia en paz entre los hombres, a la lucha contra la injusticia, la pobreza, la enfermedad, la ignorancia o a la defensa de la libertad, o que haya abierto nuevos horizontes al conocimiento o se haya destacado, también de manera extraordinaria, en la conservación y protección del patrimonio de la Humanidad.