6 de marzo de 2008

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha expresado su satisfacción porque, por fin y después de 7 años de trabajos, el BOE publica hoy la licitación de la presa del arroyo Regajo en la cuenca del Linares, obra que contempla la regulación del río, el abastecimiento de agua al municipio de Igea y la creación de unas 500 hectáreas de regadío en Igea, Cornago y Rincón de Olivedo.


Pedro Sanz ha recordado que, en su día, el Ejecutivo riojano y el Gobierno central acordaron qué obras de regulación le correspondía llevar a cabo a cada Administración en La Rioja y ha destacado que el Gobierno de La Rioja ha cumplido, porque ya ha construido la presa del Yalde y ahora se licita la de Regajo.
Respecto a las obras de regulación cuya construcción corresponde al Gobierno central, ha declarado: Ya me hubiera gustado que tanto la presa de Soto-Terroba, cuyo proyecto también elaboró el Ejecutivo regional, hubiera ido más ágil; y que las obras de la presa Enciso hubieran comenzado hace tiempo, pero dependen del Ministerio de Medio Ambiente y es su responsabilidad.
Por otra parte, Pedro Sanz ha recordado que la presa de Regajo, que supondrá una inversión de 8.028.731,46 euros, está contemplada en el Plan Director de Abastecimiento de Aguas de La Rioja y que en el año 2001 el Gobierno de la Rioja firmó un convenio con la Confederación Hidrográfica del Ebro y la Sociedad Aguas de la Cuenca del Ebro S.A. (ACESA), para redactar el proyecto de construcción de la presa.
Una vez redactado el proyecto, en junio de 2007, se firmó con ACESA, denominada actualmente ACUAEBRO, el convenio para la construcción y explotación de la presa, que tiene un plazo de ejecución de 24 meses.

Este convenio contempla la construcción de una presa de materiales sueltos con núcleo impermeable de arcillas y espaldones de escollera que creará un embalse de 1,6 Hm3 de capacidad. La obra incluirá también una tubería de conducción de abastecimiento de agua potable a Igea de 6.285 metros de longitud.

En cuanto a la financiación de la obra, el Presidente del Gobierno de La Rioja ha indicado que ACUAEBRO aportará el 50% y el Gobierno de La Rioja, junto a los usuarios, se hará cargo del 50% restante.

Cuando finalicen las obras, la explotación de la presa corresponderá a la Dirección General del Agua del Ejecutivo riojano, lo que permitirá gestionar y controlar los caudales necesarios para los diversos usos previstos, así como disminuir los gastos a abonar de la tarifa del agua.