29 de julio de 2010

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha expresado hoy su satisfacción por la decisión del Ministerio de Medio ambiente, Medio Rural y Marino de derogar la Orden 2067/2009, que reactivó la Indicación Geográfica ‘Viñedos de España’, pero ha lamentado que esta medida se adopte "por la presión de la Comisión Europea y no por el bien del sector vitivinícola de calidad, cuando su obligación es protegerlo y promocionarlo".

Pedro Sanz ha recordado que el pasado 7 de mayo la Comisión Europea remitió una carta de emplazamiento al Ministerio en la que señalaba que la citada Orden "no es conforme a las normas comunitarias en vigor" y le instalaba a derogarla.

En respuesta a esta misiva, según ha informado, el Ministerio ha respondido, con fecha 12 de julio, indicando que "las autoridades españolas han decidido optar por acatar el objeto de la carta de emplazamiento de la Comisión Europea y acometer la derogación de la Orden".

En este sentido, ha explicado que en la carta de emplazamiento, la Comisión daba al Gobierno español un plazo de dos meses para contestar y, si no llegaban a un acuerdo, iniciaría los trámites para poder denunciar los hechos ante el Tribunal de Luxemburgo.

"No sabemos si tienen más miedo a los tribunales europeos que a los españoles, pero está claro no sólo que el Gobierno de La Rioja tenía y tiene razón, sino también que nuestra política de estar alerta ante las decisiones del Gobierno central y defender los intereses de La Rioja en las instancias que sea preciso es la correcta", ha declarado.

Por lo tanto, Pedro Sanz ha destacado que el Gobierno de La Rioja ha logrado su objetivo "y ha ganado esta guerra que ha tenido varias batallas", dado que recurrió el año pasado esta Orden ante la Audiencia Nacional y envió una queja a la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea como ya había hecho con la primera Orden.

"Una vez más Europa responde a las demandas de La Rioja en la defensa de sus intereses de forma mejor y más diligente que el Gobierno español", ha subrayado el Presidente del Ejecutivo riojano y ha recordado que la legitimidad de la marca ‘Viñedos de España’ ya fue desestimada vía judicial por la Audiencia Nacional y diferentes comunicaciones de la Comisión Europea y "aún así el Ministerio publicó una nueva Orden para reactivarla".

Asimismo, Pedro Sanz ha recordado que el Gobierno de España aprobó esta última Orden basándose en la reforma de la normativa comunitaria aplicable al sector, pero la Comisión Europea defiende que dicha modificación no introduce bases jurídicas nuevas por las que pueda adoptarse dicha Orden y no aprecia razones para modificar su posición anterior, contraria a la misma.

Del mismo modo, la Comisión señalaba que, aunque la nueva normativa comunitaria introduce una excepción para el uso del nombre de un Estado como Indicación Geográfica, debe probarse el vínculo entre la calidad, las características y la reputación del vino con dicha indicación, y considera que en el caso de España es imposible que se produzca ese vínculo debido a su tamaño. Además, la Comisión Europea estima que el uso del nombre de España induce a error en los consumidores, por lo que no podría ser utilizado.

En definitiva, ha concluido Pedro Sanz, se trata de argumentos muy similares a los que utiliza el Gobierno de La Rioja en el recurso presentado ante la Audiencia Nacional.