11 de mayo de 2010

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha exigido hoy al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino que derogue la Orden 2067/2009 que reconoce la Indicación Geográfica ‘Viñedos de España’ y reemplaza la orden previa de 2006, dado que la Comisión Europea ya ha comunicado al Gobierno de España que "no es conforme a las normas comunitarias en vigor".

En este sentido, Pedro Sanz ha recordado que el Gobierno de La Rioja recurrió el año pasado esta Orden ante la Audiencia Nacional, "recurso que está admitido y se encuentra en tramitación", y envió una queja a la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea. Además, ha subrayado que la legitimidad de la marca ‘Viñedos de España’ "ya fue desestimada vía judicial por la Audiencia Nacional y diferentes comunicaciones de la Comisión Europea".

El Presidente del Gobierno de La Rioja ha explicado que el Gobierno de España aprobó la nueva Orden basándose en la reforma de la normativa comunitaria aplicable al sector, pero la Comisión Europea sostiene que dicha modificación no introduce bases jurídicas nuevas por las que pueda adoptarse dicha Orden y no aprecia razones para modificar su posición anterior, contraria a la misma.

Asimismo, ha indicado que la comunicación de la Comisión aclara que, aunque la nueva normativa comunitaria introduce una excepción para el uso del nombre de un Estado como Indicación Geográfica, debe probarse el vínculo entre la calidad, las características y la reputación del vino con dicha indicación, y considera que en el caso de España es imposible que se produzca ese vínculo debido a su tamaño.

Además, la Comisión Europea estima que el uso del nombre de España induce a error en los consumidores, por lo que no podría ser utilizado, ha señalado Pedro Sanz.

El Presidente de Ejecutivo riojano ha explicado también que el proceso iniciado por la Comisión contra España está también en marcha contra ‘Vinos Checos’ y ‘Cremat de Luxemburgo’ y Francia, por su parte, ha derogado ya la denominación ‘Vinos del País del Jardín de Francia’ por las mismas razonas alegadas en el caso español.

"La Comisión ha enviado una carta de emplazamiento al Gobierno español, que tiene un plazo de dos meses para contestar, y, si no llegan a un acuerdo, iniciaría los trámites para poder denunciar los hechos ante el Tribunal de Luxemburgo", ha concluido.

Promoción del vino de calidad
Por otra parte, Pedro Sanz ha indicado que ha propuesto al Embajador de la Representación Permanente de España ante la UE organizar un seminario sobre la defensa de la producción vitivinícola de calidad y el consumo moderado del vino en el marco de la dieta mediterránea durante la Presidencia española, dado que es "una plataforma extraordinaria para la defensa en Europa de los intereses españoles y también de los riojanos".

En la carta remitida al Embajador, Pedro Sanz considera imprescindible que el sector vitivinícola, uno de los sectores clave de la economía de España, tenga un espacio en la Agenda de la Presidencia española "y más teniendo en cuenta que el 4 de mayo se celebró en la REPER un seminario de la Asociación de Cerveceros de España".

En este sentido, el Presidente del Ejecutivo riojano ha criticado la falta de compromiso del Gobierno de España con la promoción del sector vitivinícola de calidad, en general, y con la Denominación de Origen Calificada Rioja, cuya tutela le compete, en particular, dado que únicamente desarrolla el Programa de Apoyo de la OCM de la Unión Europea. "Y lo que es peor, en 2008 devolvió 17 millones de euros de este Programa debido a la deficiente puesta en marcha e inadecuada gestión del mismo", ha subrayado.

Pedro Sanz ha señalado que, mientras Francia e Italia van a invertir este año en promoción en países terceros 279 y 271 millones de euros, respectivamente, España únicamente va a dedicar 160 millones cuando destina 400 millones a la destilación.

Por último, ha destacado que el Gobierno riojano destinará este año más de 1,5 millones de euros a la promoción del vino en ferias internacionales y con distintas actividades, como el Foro Mundial del Vino, que suponen una clara apuesta por apoyar la labor del Consejo Regulador y de las bodegas y por defender la cultura del vino. "Esto sí es compromiso con el Rioja, en particular, y con los vinos de calidad, en general", ha concluido.