20 de diciembre de 2010

"Cuando se habla de endeudamiento, a menudo se mira a las comunidades autónomas, pero lo cierto es que hemos actuado con más responsabilidad que la administración del Estado: cuando la deuda total del país supera el 57% del PIB, vemos que el Estado ha generado el 80% de dicha deuda y las Comunidades Autónomas, sólo el 15 o el 16%", ha señalado esta mañana el Presidente de La Rioja, Pedro Sanz, en los IX Encuentros Económicos de La Rioja celebrados esta mañana en el Círculo Logroñés.

El Presidente del Ejecutivo riojano ha advertido que sería un error que se cuestionase el Estado autonómico "porque es el que ha generado mayores servicios y mayores niveles de desarrollo a las regiones". Sanz señaló que "es cierto que gastamos, pero en temas como la educación, la sanidad, los servicios sociales… somos responsables cada vez de más servicios y de mayor calidad".

Las valoraciones de Pedro Sanz se han referido a los datos difundidos en el fin de semana sobre el endeudamiento en España. "Es bueno que conozcamos estas cosas, si La Rioja genera el 0,12% de la deuda del país cuando nuestra aportación al PIB es del 0,80%, es que lo estamos haciendo bastante bien. Si el Pacto de Estabilidad nos autorizaba un déficit del 2,4% y a 30 de septiembre de 2010 estamos en el 1,23% es que hemos hecho los deberes. Si La Rioja no hubiera cumplido, nos pasaría como a otras Administraciones que no hacen otra cosa que pagar nóminas", señaló Sanz. También ha considerado necesario racionalizar la estructura de empresas y administraciones porque, "si los momentos que vivimos nada tienen que ver con los de otros tiempos, ni las administraciones ni las empresas pueden ser iguales a las de hace 20 años".

El IX Encuentro Económico de La Rioja, organizado por el Gobierno regional y el Club de Marketing, ha contado con la intervención de José Manuel Vargas, Consejero Delegado de ‘Vocento’, quien ha analizado ‘Los retos y oportunidades de los grupos de comunicación’. En este sentido, Pedro Sanz ha destacado que "los medios están llamados a jugar un papel vital, informativo por encima de otros intereses meramente económicos porque, si solo buscan la rentabilidad, en estos momentos que estamos viviendo, ponemos en riesgo incluso el propio sistema".