3 de noviembre de 2011

Altadis2

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha visitado esta mañana las instalaciones de Altadis en el polígono de El Sequero (Agoncillo), la única planta que fabrica cigarrillos en España con una producción de 150 millones de unidades al día y una plantilla de 567 trabajadores.

Pedro Sanz ha asegurado que es un "orgullo" que esta fábrica se mantenga en La Rioja como un "referente" y ha recordado que Altadis "es una de las cuatro empresas riojanas con más de 500 empleados, lo que da una idea del papel que juega en la creación de riqueza y empleo en nuestra región". Asimismo, el jefe del Ejecutivo riojano ha destacado la apuesta por la innovación y la tecnología realizada por la empresa, que en los últimos 5 años ha invertido cerca de 20 millones de euros en estas áreas.

Tras el recorrido por las instalaciones, que ha realizado acompañado por el presidente de Altadis, Dominic Brisby, y el director de la fábrica, Miguel Ángel del Álamo, Pedro Sanz ha elogiado la capacidad de Altadis para hacer frente a la actual coyuntura de crisis económica. De hecho, la empresa ha llegado recientemente a un acuerdo con los trabajadores para implantar tres turnos de trabajo continuo, lo que ha permitido aumentar la productividad de la planta y convertir en fijos a 42 trabajadores que eran eventuales. En la visita han tomado parte, además, el consejero de Presidencia y Justicia, Emilio del Río, y el director general de Innovación, Industria y Comercio, Julio Herreros.

La de Agoncillo es la única fábrica de cigarrillos que Altadis ha mantenido en España tras los sucesivos planes de reestructuración que ha sufrido la industria del tabaco en nuestro país. Como se recordará, en 2008 Altadis se integró en Imperial Tobacco, operación de la que la planta riojana salió reforzada por "el alto nivel tecnológico y su gran equipo humano". Asimismo, en esta decisión pesó "la imagen de unidad que transmiten el Gobierno de La Rioja, los empresarios y los sindicatos".

Desde aquel momento, la fábrica de Logroño asumió la producción de cigarrillos negros que hasta la fecha se realizaba en Alicante y parte del proceso primario, que tenía su sede en Cádiz. Las principales marcas que fabrica en la actualidad son Fortuna, Nobel, Ducados Rubio, Habanos, Ducados Negro, BN y Gauloises Blond. Actualmente, tiene capacidad para fabricar 50.000 millones de cigarrillos al año.