8 de octubre de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha valorado esta mañana el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que considera "negativo para La Rioja y para los riojanos" ya que, por encima de colores y partidos, "nos están ninguneando porque somos los más pequeños". De ahí que haya pedido a los socialistas riojanos que "dejen de mirar a Zapatero y miren la cara de los riojanos".

Pedro Sanz ha lamentado que el proyecto de presupuestos "no resuelve la crisis, no genera confianza, pone de manifiesto que el proyecto socialista se ha agotado y su único objetivo es mantenerse en el poder". En este sentido, ha recordado que se ha reproducido la situación del año anterior: "El año pasado se produjo el blindaje del concierto vasco; ahora se produce un nuevo chantaje al PNV para comprarle los votos".

El Presidente ha rechazado también la "pobreza política" de que se argumente que La Rioja es la comunidad que recibe más dinero por habitante. En su opinión, repartir el presupuesto en función del número de habitantes es "la medida más insolidaria" porque "tenemos los mismos derechos" de disponer de infraestructuras y comunicaciones, que es lo que vertebra un país.

Deuda con La Rioja

Por otra parte, Pedro Sanz ha calificado de "inadecuadas" las declaraciones de ayer del Vicepresidente Manuel Chaves en las que aseguró que se estaba negociando la compensación por el artículo 46. En esta línea, ha recordado que este tema lleva más de año y medio en el Gobierno central y ni Rodríguez Zapatero ni los ministros Elena Salgado y Manuel Chaves han hecho nada por recuperar su promesa. Sanz ha sentenciado que "espero que el nuevo Gobierno que llegue dentro de año y medio pague la deuda que tienen con La Rioja".