21 de diciembre de 2010

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha destacado hoy que el Gobierno riojano es que el que más esfuerzo económico realiza por habitantes y año para el desarrollo e implantación de la Ley de Promoción de la Autonomía Personas y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, que en La Rioja se aplica a través del Sistema Riojano para la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia. Asimismo, ha indicado que los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad reflejan que La Rioja continúa liderando la gestión de dicha Ley.

Respecto al esfuerzo económico, Pedro Sanz ha señalado que en 2010 el Ejecutivo regional ha destinado 102 millones de euros a actuaciones relacionadas con la atención a la dependencia (un 14,55% más que lo que destinó en 2009). De esta cantidad y a falta de determinar la cantidad correspondiente al mes de diciembre, el Gobierno central únicamente aportará a La Rioja 14.681.376 euros (un 14,39%), de los cuales tiene pendiente de pago 3,6 millones de euros correspondientes a las liquidaciones mensuales de septiembre, octubre y noviembre. Por lo tanto, mientras el Ejecutivo riojano invierte cerca de 280.000 euros diarios en la aplicación de la Ley, el Gobierno central únicamente destina 40.000 euros diarios.

Estadísticas del Gobierno central

Respecto a la gestión de la Ley y según datos del Ministerio de 1 de diciembre de 2010, en La Rioja 13.973 personas han solicitado su valoración de dependencia y se han emitido 13.937 dictámenes, lo que supone que prácticamente el total (el 99,74%) de las personas que han realizado su solicitud han sido ya valoradas. Este es uno de los puntos en los que La Rioja lidera la gestión.

Del total de dictámenes emitidos, se ha determinado que 8.681 personas tienen derecho a recibir los beneficios de la Ley de Dependencia: 5.121 (el 36,74%) han sido reconocidas como grandes dependientes y 3.560 (el 25,54%) como dependientes severos. El 37,72% de dictámenes restante corresponde a personas con dependencia moderada (Grado I, Niveles 1 y 2) y personas sin grado de dependencia.

En enero de 2011, según el calendario de la Ley, las personas valoradas de Grado I Nivel 2 se incorporarán al sistema, teniendo derecho a partir de esa fecha a las prestaciones y servicios establecidos en la misma. A 1 de diciembre de 2010, existen en La Rioja 1.363 personas valoradas con ese grado y nivel.

Otro aspecto relevante indicado por el Ministerio es que, a través del Sistema Riojano para la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, los riojanos/as disfrutan de un total de 14.716 servicios y prestaciones, de los que 10.856 derivan de la aplicación de la Ley de Dependencia. La diferencia, 3.860 servicios y prestaciones, son aquellos recursos públicos con los que el Gobierno de La Rioja protege a aquellas personas valoradas que, sin alcanzar el grado, ya disfrutaban de alguno de los servicios antes de la aprobación de la Ley y que con la aprobación de la Ley 7/2009, de Servicios Sociales de La Rioja, han sido reconocidos como derecho para los ciudadanos.

Según datos aportados por el Gobierno central, La Rioja es:

• La Comunidad Autónoma con el ratio más elevado de recursos-prestaciones por persona beneficiaria (1,42 prestaciones por persona), siendo una de las pocas comunidades donde se pueden compatibilizar hasta tres recursos distintos: teleasistencia, ayuda a domicilio y centro de día.

• La Comunidad Autónoma con mayor tasa de cobertura o porcentaje de personas beneficiarias con recursos-prestaciones en relación a la población (2,37).

• La segunda Comunidad Autónoma que más solicitudes de valoración recibe en relación a su población (4,34) por detrás de Andalucía.

• Y también la segunda Comunidad que más dictámenes de valoración de dependencia emite en relación a su población (4,33) por detrás de Andalucía.

• La Rioja es la Comunidad que más recursos tiene reconocidos por población, 337,46 por cada 10.000 habitantes (siendo la media nacional de 167,04)

• Es la Comunidad con mejores ratios por cada 10.000 habitantes de promoción para la autonomía personal y dependencia (18,12 frente a una media nacional de 2,38), ayuda a domicilio (55,24 frente a 19,45 de media nacional) y centros de día (22,44 frente al 9,54 de media nacional). En el resto de prestaciones y servicios, se encuentra entre los tres primeros puestos y muy por encima de la media nacional.

Observatorio Estatal para la Dependencia

Una evaluación reciente elaborada por el Observatorio Estatal para la Dependencia, relativa a la aplicación y a la financiación y costes de la Ley de Dependencia en 2010, sitúa a La Rioja a la cabeza de las Comunidades Autónomas en lo referente al esfuerzo económico por habitante y año. Así, el Gobierno de La Rioja es el que más aporta para el desarrollo y la implantación de la Ley con 183,33 euros por habitante y año (seguido por Cantabria, con 172,23 euros por habitante y año). La media nacional se sitúa en 102,35 euros. La Rioja aporta 5,65 veces más por habitante y año que la Comunidad que menos aporta.

El Observatorio Estatal para la Dependencia también alaba a La Rioja por ser la Comunidad con mayor tasa de cobertura o porcentaje de personas beneficiarias con recursos-prestaciones en relación a la población (observada en uno de los gráficos anteriores).

Esa excelente aportación económica por habitante y año se complementa con la calidad en la prestación de los servicios, una de las bases en la que se sustentan los servicios sociales en La Rioja y por la que ha apostado desde hace ya tiempo el Gobierno de La Rioja. La Ley 3/2007, de 1 de marzo, de Calidad de los Servicios Sociales de La Rioja, única Ley autonómica en la materia, tiene como objetivo la mejora continua y el compromiso en la prestación de los servicios sociales en la que el ciudadano usuario de los mismos es el referente de toda actuación.

Una de las mayores críticas que está recibiendo la Ley de Dependencia es el excesivo peso que tienen las prestaciones económicas de cuidados en el entorno familiar respecto al total de recursos y prestaciones a las que tienen derecho las personas dependientes.

En la Ley se establece que deben primar los servicios frente a las prestaciones económicas, de modo que éstas deben tener un carácter subsidiario, aspecto que no se está cumpliendo en el caso de la prestación económica de cuidados en el entorno familiar. En cambio, en La Rioja, existe un equilibrio entre el número de prestaciones económicas de cuidados en el entorno familiar concedidas y el resto de recursos, lo que supone también un aspecto positivo de su gestión.

Empleo

La atención a la dependencia es actualmente uno de los sectores en los que el empleo se encuentra en una mejor situación, pues no sólo se trata de un sector en el que no se destruye empleo, sino que en él también existe una relativa demanda de trabajo.

De las 3.623 personas que trabajan en La Rioja actualmente en relación con los Servicios Sociales, 2.961 personas trabajan en empleos relacionados con la autonomía personal y la atención a la dependencia, lo que supone un 81,73 % del total.