20 de septiembre de 2007

El Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Pedro Sanz, ha expresado hoy su satisfacción ante la nueva sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas porque "ratifica una vez más la postura que ha defendido siempre el Gobierno riojano de que se cumplan las decisiones adoptadas en el seno de la Comisión Europea respecto al tema de las vacaciones fiscales vascas".

La sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas dictada hoy se une a otra anterior emitida en diciembre de 2006 y declara que el Reino de España ha incumplido las obligaciones que se derivaban de diversas decisiones de la Comisión adoptadas el 20 de diciembre de 2001, en las que se entendió que ciertas medidas fiscales acordadas en 1993 por Álava, Vizcaya y Guipúzcoa para favorecer la creación de empresas, eran ayudas de Estado incompatibles con el mercado común.

En concreto, las medidas consistieron en una exención durante de 10 ejercicios fiscales del pago del Impuesto de Sociedades para algunas empresas de reciente creación en las que concurrieran determinados requisitos previstos en la normativa foral.

Las decisiones adoptadas en 2001 por la Comisión Europea, además de declarar que se trataba de ayudas de Estado incompatibles con el mercado común, dispusieron que el Reino de España estaba obligado a suprimir el régimen de ayudas, a suspender las pendientes de pago y a recuperar las ayudas que se habían concedido a las empresas.

La sentencia dictada hoy constata que España ha desatendido dichas obligaciones al no haber adoptado todas las medidas necesarias para su cumplimiento.

Por ello, el Presidente del Gobierno de La Rioja espera que tras esta nueva sentencia el Estado adopte las medidas adecuadas para dar cumplimiento a la misma.

Es necesario señalar que aunque se declara al Reino de España como incumplidor son en realidad las Instituciones Forales vascas las que han eludido realizar las actividades necesarias para cumplir lo decidido por la Comisión Europea.