14 de agosto de 2012

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha señalado hoy que el Plan Prepara "no es una ayuda social ni de emergencia" y ha recordado que ese tipo de ayudas "en La Rioja están contempladas en el Ingreso Mínimo de Inserción (IMI) y la Ayuda de Inclusión Social (AIS)". En este sentido, Sanz ha recordado que el Gobierno de La Rioja hace "un gran esfuerzo de más de 5 millones de euros al año" para ayudar a "aquellos riojanos que tengan problemas de emergencia social y necesidades básicas que cubrir".

Pedro Sanz ha señalado que el Plan Prepara "nació como un instrumento de formación para que los desempleados pudieran buscar un puesto de trabajo" y ha considerado que en ese sentido, "ha sido un fracaso" por lo que espera que "el Gobierno de España lo reforme para que cumpla con su objetivo inicial". Asimismo, ha señalado que el Gobierno de La Rioja "realiza un sobreesfuerzo añadido" y destina cada año al Plan Prepara "más de 3 millones de euros" para el desarrollo de políticas activas de empleo y cursos de formación para estos desempleados y ha pedido al PSOE que "ayude más, grite menos y trabaje más en colaboración con el Gobierno para resolver la crisis económica que dejaron".

Preguntado por los periodistas sobre la atención sanitaria a inmigrantes ilegales, el presidente del Ejecutivo riojano ha señalado que "los impuestos que pagan los riojanos no pueden cubrir la sanidad de todos los ciudadanos que vengan a esta comunidad autónoma" sólo para ser atendidos por el Sistema Público de Salud de La Rioja. "Si hay una situación de emergencia, los servicios sanitarios están para ayudar", ha dicho Pedro Sanz, "pero la calidad del Sistema Público de Salud de La Rioja no puede tener un efecto llamada en personas que vengan desde cualquier parte del mundo a buscar una atención sanitaria de tipo turístico".

Respecto a la huelga de hambre iniciada por algunos presos de ETA, Pedro Sanz ha indicado que todo "aquel que comete un delito tiene una penitencia. La penitencia la pone el juez y lo que deben hacer es cumplirla" y ha rechazado "hacerle publicidad a nadie".