29 de diciembre de 2010

El Presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha visitado hoy las obras de la variante de Castañares, la principal infraestructura que, en la actualidad, ejecuta el Gobierno regional. Durante su visita, Pedro Sanz ha destacado el "enorme esfuerzo inversor" realizado este año por el Gobierno riojano en Castañares, ejemplificado en la construcción de la variante o en las obras de protección hidrológica en el río Oja, a su paso por la localidad, y que suman una inversión cercana a los doce millones. "El Gobierno de La Rioja", ha subrayado Pedro Sanz, "tiene un compromiso firme y manifiesto con todos nuestros municipios, independientemente de su tamaño y de su ubicación".

Durante esta visita, Pedro Sanz ha estado acompañado por el Consejero de Vivienda y Obras Públicas, Antonino Burgos, el Director General de Calidad Ambiental y Agua, José María Infante, por el regidor castañetero, Juan Manuel Martínez, y por responsables de la empresa Riojana de Asfaltos, que ejecuta la variante de Castañares.

El objeto principal de esta visita ha sido comprobar el avance, en los plazos programados, de una infraestructura que conlleva una inversión de diez millones de euros y que, además de alejar el tránsito de vehículos del núcleo urbano, será el embrión de la futura autovía entre Haro y Ezcaray. Así, ya se ha completado un 60% de la ejecución de la misma y las principales obras constructivas ya están concluidas, lo que permitirá completar la variante a finales del mes de marzo.

La visita ha partido del enlace que comunica Castañares con Villalobar y cuyo trazado de 700 metros es plenamente transitable. El objetivo es que, de forma inminente, se ultimen las conexiones con los enlaces a Casalarreina y Haro. Además, ya han concluido todos los movimientos de tierra y explanación, una de las tareas más costosas de la infraestructura; se ha ejecutado la traza de la variante en toda su extensión, se ha completado el desvío del Arroyo Mayor y comienzan a extenderse las capas de firme. Igualmente, se han realizado los drenajes, tanto superficiales como subterráneos, y las obras de reposición de servicios.

Riberas del Oja y otras actuaciones
Esta visita ha servido también para conocer de primer mano la recuperación de las riberas del Oja una vez realizadas las obras de protección hidrológica que han supuesto una inversión por parte de la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial de 232.134 euros. Esta actuación ha permitido la habilitación de un nuevo cauce para prevenir inundaciones y la creación de un parque medioambiental. Con este proyecto, el Gobierno de La Rioja da respuesta a la desviación del cauce hacia la margen derecha experimentada en los últimos años por las crecidas del río. Además, las importantes cantidades de grava depositadas estaban moviendo el cauce bajo y favorecían la inundación de algunas zonas cercanas en caso de avenidas.

La actuación ha afectado al tramo del río Oja que discurre a lo largo de la parte oeste del núcleo urbano de Castañares y ha consistido en el movimiento de tierras para habilitar un nuevo cauce de 5 metros de anchura por 0,15 metros de altura, la protección de márgenes con escollera, la creación de un parque medioambiental con las principales especies arbustivas y arbóreas presentes en las riberas del Oja, y la prolongación del camino que conecta Castañares con el camping y que ahora llega hasta la zona del nuevo parque medioambiental. Todas estas actuaciones se han llevado a cabo sin interferir en la época de reproducción de las especies piscícolas ni en el período hábil para la pesca, dado que antes de acometerse el Gobierno de La Rioja extrajo, mediante pesca eléctrica, todos los ejemplares de fauna existentes en el río para devolverlos aguas arriba.

Además de la variante y la recuperación de las riberas, la Consejería de Vivienda y Obras Públicas ha renovado por completo la travesía de la LR-502, con una inversión de 550.000 euros, y ha restaurado la Casa Consistorial castañetera, actuación en la que el Ejecutivo regional aportó 145.000 euros. Igualmente, la Consejería de Educación, Cultura y Deporte ha acondicionado el entorno del campo de fútbol municipal, con un presupuesto cercano a los cien mil euros, y Medio Ambiente ha invertido otros 230.000 en la mejora del abastecimiento del Oja-Tirón.