17 de noviembre de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha asegurado hoy que las obras realizadas en Foncea y Ochánduri demuestran la apuesta del Ejecutivo riojano por "dar vida a los municipios más pequeños, ayudándoles a dotarse de los mejores servicios e infraestructuras y apoyando la competitividad de las explotaciones agrarias".

Pedro Sanz ha realizado estas declaraciones tras visitar las obras realizadas en varias calles de Foncea con el apoyo de la Consejería de Administraciones Públicas y el regadío que se ha modernizado en Ochánduri gracias a las obras promovidas por la SAT ‘Virgen de Legarda’ y que han contado con una financiación del 65% de la Consejería de Agricultura. En Foncea, el Presidente del Ejecutivo riojano ha visitado las obras de renovación de las redes de distribución y saneamiento de aguas realizadas en diversas calles del casco urbano del municipio. Esta actuación ha supuesto una inversión total de 298.230 euros de los que el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Administraciones Públicas y Política Local, ha financiado 256.715 euros.

Las obras se han realizado en diversas fases y mejorarán notablemente el servicio de agua potable de los vecinos del municipio. En concreto, se ha actuado en las calles Cantarranas, Nueva, Las Eras, Costanilla, Crucero de la Iglesia, Crucero de la Plaza, Los Trancos y Bajada de Arce.

Además de renovar los colectores de saneamiento y la red de distribución de agua y acometidas domiciliarias de estas calles, se ha renovado su pavimentación con hormigón impreso.

Regadío de Ochánduri

En Ochánduri, Pedro Sanz ha visitado el regadío que se ha modernizado gracias a las obras promovidas por la SAT ‘Virgen de Legarda’ con una inversión de 3,5 millones de euros. Esta cantidad, que corresponde a los gastos de ejecución de la obra y de adquisición de los terrenos, ha contado con una financiación del 65% por parte del Gobierno de La Rioja y, además, la Consejería de Agricultura ha aportado 181.400 euros para la contratación de la dirección de obra, que ha llevado la empresa CINGRAL, y 64.655 euros en concepto de gastos de gestión para el funcionamiento de la SAT. Como novedad respecto a otros regadíos, se ha incorporado un sistema de filtrado para el mejillón cebra.

Las obras de modernización realizadas beneficiarán a un centenar de regantes y afectan a 732 hectáreas, de las cuales anualmente se riegan unas 400 hectáreas.

Esta actuación ha consistido en la construcción de una captación de agua en el río Tirón (que ha sustituido a las que anteriormente estaban en servicio), para conducirla mediante una estación de bombeo y tuberías a presión a unos hidrantes distribuidos por la superficie a regar. La instalación de bombeo está dotada de un telecontrol que permite gestionar el caudal, la presión y los volúmenes acumulados de cada uno de los hidrantes. También está dotada de un sistema de alarmas que detecta cualquier anomalía en el funcionamiento.