30 de diciembre de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha denunciado hoy, con firmeza, el nuevo incumplimiento del Ministerio de Fomento y del equipo de Gobierno del Ayuntamiento al ser incapaz de garantizar la liberalización de la AP-68 a su paso por Logroño a partir del próximo 1 de enero. Pedro Sanz, recordando su experiencia política, ha denunciado que esta gravísima situación "nos devuelve al viejo y rancio estilo socialista de prometer para no cumplir". Igualmente, ha calificado este incumplimiento de "mentira, engaño y traición" a todos los logroñeses y riojanos por parte de los responsables del Gobierno central y de la coalición de Gobierno en el Ayuntamiento logroñés, quienes, según ha afirmado, "están en la misma lavadora socialista del prometo para no cumplir".

Pedro Sanz ha comparado la situación actual con la de anteriores Gobiernos socialistas que "prometieron a corto (plazo), con objetivo electoral y que sólo nos dejaron maquetas". El Hospital de Calahorra, el campo de fútbol o el Palacio de Congresos y el de Deportes forman parte de una lista de agravios a las que ahora hay que sumar la no liberalización de la autopista. Además, ha adelantado un nuevo proyecto del equipo de Gobierno municipal que puede entrar en el cajón de las fotos y maquetas: el tranvía logroñés. A este respecto, Sanz ha asegurado que se conforma con el "Transporte Metropolitano (puesto en marcha el pasado 22 de diciembre por el Gobierno de La Rioja) porque creo que en el tranvía no me subiré".

El máximo responsable del Ejecutivo regional ha calificado de "dramático" el rol desempeñado por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Logroño que, el pasado 28 de diciembre, se desplazó a Madrid para negociar la liberalización de la AP-68, entre las estaciones de Arrúbal y Navarrete: "No sé si son unos inocentes o unos caraduras", ha ironizado, sobre la gratuidad de esta infraestructura de competencia estatal.

Desde el Gobierno de La Rioja se critica con dureza la escenificación de la reunión con el Secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras porque "no se puede ir el día 28 para ver si va a cumplir tres días después una promesa". "Hay que trabajar los 365 días del año", ha completado, no sin antes apuntar que para haber liberalizado la AP-68 "habría que haber rescindido antes del 30 de septiembre el convenio de gratuidad en virtud con la concesionaria", suscrito hace ahora un año por el Gobierno de La Rioja y el Ministerio de Fomento.

Pedro Sanz ha recordado que, frente a la inconsistencia de las promesas socialistas, el Gobierno de La Rioja tiene un compromiso firme con la seguridad vial de los riojanos ya que, para ello, desde 1999 ha invertido más de doce millones de euros: "El Gobierno de La Rioja va a seguir pagando sus compromisos", ha aseverado.

Tras esta "imagen bochornosa" se esconde la incompetencia del equipo de Gobierno municipal y del Gobierno de España porque "todos son cómplices de este engaño". Para Pedro Sanz, el Pacto de coalición logroñés "sólo sirve para prometer para no cumplir y para mantener a algunos en sus puestos o asegurar sus jubilaciones".