18 de noviembre de 2011

Encuentro en Murillo de Río Leza entre el presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, y miembros de la Corporación municipal, encabezada por el alcalde, Sergio Esteban

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, se ha comprometido a colaborar en la remodelación del edificio de la antigua escuela de Murillo de Río Leza para convertirla en un centro de educación infantil del municipio.

Este ha sido uno de los asuntos destacados en la reunión mantenida por el presidente del Ejecutivo regional con el alcalde de Murillo, Sergio Esteban, para abordar distintos asuntos de interés general para este municipio. En este encuentro han participado también el consejero de Obras Públicas, Política Local y Territorial, Antonino Burgos, y otros miembros de la Corporación municipal.

El presidente del Ejecutivo riojano ha comprometido la colaboración del Gobierno de La Rioja en la adaptación y adecuación del inmueble de las antiguas escuelas de Murillo, construidas en 1935, para que se convierta en centro de educación infantil. En este sentido, ha avanzado un próximo encuentro del consejero de Educación, Cultura y Turismo, Gonzalo Capellán, con el alcalde para tratar sobre este proyecto.

Por otra parte, Pedro Sanz ha mostrado su preocupación por la maltrecha situación económica heredada del anterior Gobierno municipal socialista, con una deuda de 3,6 millones de euros para un municipio con una población censada de 1.828 habitantes. En este sentido, ha destacado que el Ayuntamiento de Murillo podrá emplear parte de los fondos asignados en el Plan Regional de Obras y Servicios para eliminar deuda y abonar los pagos atrasados a proveedores.

Asimismo, el presidente del Ejecutivo riojano ha manifestado su interés por la mancomunidad de servicios sociales proyectada por el equipo de gobierno. "Es bueno que los municipios se agrupen para aunar recursos, compartir recursos y ofrecer servicios de mejor calidad y a menor coste", ha resaltado Pedro Sanz.Por último, el presidente del Gobierno regional se ha referido a la variante de Murillo de Río Leza, una "obra emblemática, con un presupuesto de 20 millones de euros", que deberá aplazarse hasta que mejoren las condiciones económicas. "El compromiso del Gobierno es llevar a cabo la obra, pero habrá que retrasarla un poco en función de las circunstancias", ha reiterado.