26 de enero de 2011

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, acompañado de la Alcaldesa de Nájera, Marta Martínez, ha colocado hoy la primera piedra de la piscina cubierta de Nájera, que tiene un plazo de ejecución de once meses.

La construcción de la piscina, adjudicada a la UTE Guihersa S. A. y Sapje S. L., supone una inversión de 5.700.000 euros y el equipamiento de la misma, 500.000 euros. El Ayuntamiento de Nájera pagará 4.248.000 euros durante el periodo de construcción de las instalaciones y el resto lo abonará durante un periodo de seis años.

Una vez finalizada la piscina, la UTE adjudicataria de las obras se ha comprometido a gestionar las instalaciones durante seis años sin coste alguno para el consistorio najerino y a realizar varias obras para la localidad, cuyo coste asciende a 526.000 euros. En concreto, construirán seis pistas de pádel, una pista de skateboard y dos mesas de ping pong que se ubicarán en una parcela contigua a las nuevas piscinas. La empresa se ha comprometido también a urbanizar 4.000 metros con acceso peatonal y aparcamiento a las nuevas instalaciones.

Para financiar esta actuación, el Ayuntamiento de Nájera destinará este año la cuantía que le corresponde por la firma del convenio de cabeceras de comarca, un total de 324.112 euros aportados por el Ejecutivo regional.

La nueva piscina cubierta tendrá una superficie útil de 4.423 metros cuadrados. El edificio contará con una gran claridad volumétrica que facilitará la ordenación interna del espacio. Esta disposición permite gran luminosidad a la sala de baños con el acristalamiento orientado al sur y recogiendo todo el calor efecto invernadero que proporciona el sol en invierno. La mitad de la planta baja estará ocupada por el espacio diáfano destinado a las piscinas, y la otra mitad, de dos plantas, se destinará a albergar los servicios auxiliares (vestuarios, aseos, recepción, cafetería) en planta baja y en la primera se ubicará un gimnasio y una terraza solárium con vistas al río.

El área de baños contempla tres piscinas con usos diferenciados: deportivo (25x12,5), enseñanza (12,5x6,5) e hidromasaje (12,5x7). Todas contarán con un rebosadero continuo que garantizará la limpieza del agua, pavimento antideslizante y las oportunas rejillas. El gimnasio, por su parte, acogerá sala libre de actividades (aerobic, pilates, mantenimiento, actividades para mayores) y sala de máquinas para cardio.