2 de septiembre de 2011

El presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, ha abierto hoy el curso político con un desayuno informativo en el que ha asegurado que "el trabajo y la austeridad seguirán siendo las señas de identidad del Ejecutivo riojano" y anuncia que la próxima semana, como se comprometió, se presentará a los agentes sociales y económicos el borrador del Plan de Empleo 2011-2015.

"El Gobierno riojano se quiere dejar la piel por esta tierra para hacer más con menos y tiene clara la hoja de ruta a seguir para lograr los objetivos fijados", ha destacado Pedro Sanz, quien ha realizado un llamamiento a la responsabilidad de todos los ciudadanos "porque trabajando junto, de forma solidaria, podemos salir de la situación de crisis y alcanzar nuestros objetivos". Así, ha indicado que los objetivos son crear empleo, mantener la calidad de la Educación, la Sanidad y los Servicios Sociales que se prestan en la región, amortiguar los efectos de "la crisis económica de Zapatero y del Partido Socialista" y mantener el diferencial que presenta La Rioja con el resto de España en los principales indicadores económicos.

Respecto a este último punto, ha citado, como ejemplo, los datos del paro difundido hoy por el INEM, que sitúan la tasa de paro regional en el 14,26%, más de 3,5 puntos inferior a la media nacional; la estabilidad en el empleo que, según la última Encuesta de Coyuntura Laboral, se eleva en La Rioja al 76,8% de los contratos frente al 74,6 del conjunto de España; los datos de comercio exterior, que reflejan una tasa de cobertura en La Rioja del 133% mientras en España se queda en el 81%; y los indicadores de crecimiento de la economía riojana y española en el segundo trimestre del año: un 1% en La Rioja y un 0,7 en España.

Plan de Austeridad y Presupuestos para 2012
Según ha explicado Pedro Sanz, para mantener este diferencial y avanzar en los objetivos fijados, el Ejecutivo riojano está trabajando ya en la elaboración de un Plan de Austeridad para la legislatura -"aunque ya se han tomado numerosas medidas, como la reducción de altos cargos, la venta de coches oficiales o la supresión de alquileres"- y en el anteproyecto de Ley de los Presupuestos para 2012.

En relación con la austeridad, ha considerado deseable que, a las medidas "propias, directas y voluntarias" del Ejecutivo regional se sumen todos los centros y departamentos que dependen de la Comunidad, "protegiendo la calidad de los servicios", y toda la sociedad riojana. Asimismo, ha anunciado que se buscará un acuerdo con los sindicatos para acomodar los liberados sindicales de la región a la normativa estatal y analizar otras medidas de ajuste que pudieran llevarse a cabo.

Sobre los presupuestos de La Rioja para 2012, el presidente del Gobierno de La Rioja ha subrayado que se presentarán "en tiempo y forma" al Parlamento regional, para que entren en vigor el 1 de enero, y se complementarán con una norma de techo de gasto no financiero para contribuir a la estabilidad de las cuentas públicas según el compromiso adquirido en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Pedro Sanz ha añadido que los presupuestos, cuya cifra total disminuirá respecto a la de este año, serán austeros y no contemplarán un incremento de los impuestos aunque sí se actualizarán las tasas y precios públicos. Asimismo, ha señalado que se está estudiando la aplicación de un impuesto medioambiental a empresas que generen, transporten y/o distribuyen energía "con un objetivo más testimonial que de recaudación".

Del mismo modo, ha señalado que el BOR publica hoy una Orden que encomienda a la Oficina de Control Presupuestario la coordinación de la elaboración del presupuesto, fija los techos de gasto individualizados y establece cuatro objetivos prioritarios, entre los que figuran la política de apoyo a las empresas, de forma especial en I+D+i, internacionalización y formación permanente de los trabajadores; y mantener las políticas sociales que se han desarrollado en La Rioja, particularmente en los ámbitos sanitario, educativo y de servicios sociales con la máxima cohesión social y territorial.

Prioridades del presupuesto para 2012
Teniendo en cuenta esta Orden y en relación con la política económica, ha anunciado que la próxima semana se presentará a los agentes económicos y sociales el borrador del Plan de Empleo 2011-2015, "cuyo objetivo es contribuir a dejar la tasa de paro en el 9% al final de la legislatura", y ha subrayado que el Gobierno regional continúa apostando por la I+D+i, "impulsando la creación de empresas de base tecnológica y la tecnología destinada a empresas de sectores tradicionales", y la internacionalización para aumentar la competitividad de las empresas riojanas.

En este sentido, ha anunciado que a lo largo de la legislatura está previsto realizar seis viajes comerciales e institucionales con la participación del Presidente, que el próximo año serán a Estados Unidos e Italia; que se continuará trabajando en estrecha colaboración con la Cámara de Comercio y que la ADER promoverá "viajes más selectivos que permitan a sectores concretos llegar a determinados países" en los que puedan abrir o aumentar su mercado. Además, ha señalado que la política de apoyo y mejora de la competitividad del tejido productivo regional incluirá la creación de la unidad de captación de inversiones.

Por otra parte, ha asegurado que se mantendrán las políticas sociales en los ámbitos educativo, sanitario y de servicios sociales y ha destacado que "no se van a incrementar los horarios de los maestros y profesores, ni van a disminuir las plantillas".

Asimismo, ha reiterado que el Gobierno de La Rioja "no va a hacer recortes ni va a escatimar esfuerzos en el apoyo a las personas que no tienen cubiertas las necesidades básicas" y ha indicado que en agosto de 2009 había 389 beneficiarios del Ingreso Mínimo de Inserción (IMI) y de la Ayuda de Inclusión Social (AIS), en 2010 estas cifras se elevaron a 748, y este año han alcanzado los 1.174. Por lo tanto, en dos años se ha multiplicado por tres el número de beneficiarios. Esta demanda ha supuesto un lógico aumento de los recursos destinados a estas ayudas, que han pasado de 967.707 euros de enero a agosto de 2009 a más de 3 millones de euros en el mismo periodo de este año.

Por último, Pedro Sanz ha hecho hincapié en que el Gobierno de La Rioja continuará exigiendo al Gobierno central "que cumpla sus promesas y compromisos con nuestra Comunidad y asuma las deudas pendientes".