29 de octubre de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha presentado hoy en Alfaro la V edición de ‘La Rioja Tierra Abierta’ que se celebrará a partir de abril con el subtítulo ‘La fiesta barroca’, cuyo objetivo es "recuperar el esplendor de Alfaro". La muestra supondrá una inversión global de 2,5 millones de euros, de los que el Ejecutivo riojano aportará 1,5 y Caja Rioja, el millón restante. A esta cifra habrá que sumar medio millón de euros más que se destinará a financiar las múltiples actividades que se desarrollarán de forma paralela a la exposición y que financia el Gobierno de La Rioja.

Pedro Sanz ha señalado que el propio espacio expositivo, la Colegiata de San Miguel, que es una de las principales señas de identidad de Alfaro, "va a recuperar, gracias a una laboriosa y cuidada restauración, toda la grandiosidad con la que la levantaron en el siglo XVII los alfareños de la época". Ha recordado también que la restauración de este templo barroco, el más grande de la época construido con ladrillo, se viene realizando desde 1998, año en el que el Gobierno de La Rioja impulsó las primeras obras en el templo, y continuará hasta la inauguración de la exposición (con actuaciones en bienes muebles de las capillas de San José, el Rosario, San Ildefonso y de los arcos del lado del Evangelio y de la Epístola y lienzos murales) con el objetivo de recuperar la estética original de este impresionante templo.

En cuanto al contenido, Sanz ha detallado que se expondrá una recopilación de un buen número de piezas representativas del patrimonio artístico riojano, que va a tener como principal hilo conductor la época de mayor pujanza en la historia de Alfaro: la época barroca, en la que se levantó la Colegia de San Miguel y en la que son abundantes las referencias históricas por los honores y privilegios concedidos a Alfaro, entre ellos el título de ciudad, dispensado por Felipe IV en 1629

La Fiesta Barroca, en palabras del Jefe del Ejecutivo riojano, "será una muestra dinámica, que recreará el ambiente que se respiraba en aquella época, teniendo siempre en cuenta la documentación conservada y utilizando para ello distintos utensilios, cuadros, y esculturas, así como trajes utilizados por destacados personajes del momento que, por la recreación de los tejidos y su confección, son auténticas obras maestras". Asimismo, ha añadido que todos estos elementos se relacionarán con los riojanos protagonistas de este barroco. La muestra incluirá también una película en tres dimensiones que recoge los hitos más importantes de la historia de Alfaro.

El Presidente del Gobierno de La Rioja ha explicado que ‘La Rioja Tierra Abierta. La Fiesta Barroca’ incluirá "una exposición única que sólo se podrá ver en Alfaro de abril a noviembre, una programación cultural y de ocio de calidad y excelencia". Además, ha adelantado que "vamos a poner en valor otros recursos de la localidad que aumentan los atractivos de Alfaro y vamos a potenciar la Reserva Natural de los Sotos de Alfaro y la colonia de cigüeñas con una remodelación del Centro de Interpretación, con mayor incorporación de contenidos tecnológicos e interactivos, y una oferta más amplia de actividades tanto en los propios Sotos como en el Centro"

Por todo ello, Sanz ha llamado la atención sobre "la oportunidad única de atracción que va a suponer La Rioja Tierra Abierta para Alfaro" y ha hecho un llamamiento a la población: "Queremos implicar a todos los alfareños para que contribuyan a hacer más gran este evento y a recuperar el esplendor de la ciudad".

Para finalizar, Pedro Sanz ha recordado el compromiso del Gobierno de La Rioja con Alfaro y ha enumerado actuaciones como la mejora de la carretera LR-287, que conecta la localidad con la población navarra de Corella y con las dos principales infraestructuras viarias de nuestra región, la AP-68 y la N-232, con una inversión que ronda el medio millón de euros; y la remodelación integral de la travesía de Alfaro que, además de mejorar las comunicaciones, permitirá recuperar una nueva zona urbana para el uso y disfrute de los alfareros, y supone una inversión de 1,5 millones de euros.