26 de febrero de 2008

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha destacado hoy en la apertura de las Jornadas Mujer y Trabajo, que la incorporación de mujeres al mercado laboral “nos ayuda a diversificar y enriquecer nuestro modelo económico” y ha añadido que una de las prioridades del Ejecutivo riojano es descubrir y aprovechar el extraordinario potencial que representan las riojanas. A su juicio, “las mujeres no sólo son necesarias, sino imprescindibles por sus aportaciones, tanto cuantitativas como cualitativas, a nuestra realidad económica y el futuro de La Rioja depende mucho de su participación”.

Por otra parte, Pedro Sanz se ha referido a las medidas puestas en marcha por el Gobierno de La Rioja para facilitar la incorporación de la mujer al mercado laboral y ha asegurado que La Rioja ha sido pionera en España en muchas de estas iniciativas. “En políticas de acción positiva, mientras el Gobierno central sólo aporta ayudas para incorporar planes en las empresas de más de 250 trabajadores, el Ejecutivo regional rebaja el número de trabajadores hasta diez, con todas las consecuencias positivas que eso trae consigo”, ha señalado.

Estas medidas, según ha subrayado, han contribuido a situar a La Rioja a la cabeza de España y, como ejemplo, ha recordado las últimas cifras disponibles de mujeres ocupadas, 59.500 mujeres, “2.900 más que en 2006 y 28.200 más que hace una década”. También ha mencionado datos relativos a calidad en el empleo y ha indicado que en La Rioja, de cada 10 mujeres trabajadores 7,2 tienen empleo indefinido, “una tasa de estabilidad superior a la media nacional”.

Pedro Sanz ha expresado la satisfacción que producen estos datos “porque algo hemos hecho en políticas activas de empleo” y ha afirmado que todavía queda mucho por hacer porque hay 64.900 mujeres riojanas “que tienen expectativas de incorporarse al mercado laboral”.

La voluntad de trabajar de estas 64.000 mujeres es, para el Presidente del Ejecutivo riojano, un estimulo y un incentivo para continuar poniendo en marcha medidas que favorezcan el empleo, que faciliten a alas mujeres la creación de empresas y que fomenten su promoción profesional.

“El Gobierno de La Rioja, en colaboración con los agentes sociales y económicos y la sociedad en general, tenemos que seguir trabajando para que cada vez haya más empresarias, más sindicalistas, y, para que en poco tiempo, no tengamos que organizar jornadas ni desarrollar políticas de acción positiva porque ya no sea necesario”, ha concluido.