21 de septiembre de 2011

Imagen del pisado de la uva 2011

El Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Pedro Sanz, ha apostado esta mañana por "el trabajo, la austeridad, la sencillez y el sentido común" como claves para que La Rioja supere la actual crisis económica. Pedro Sanz, que ha dirigido estas palabras a los riojanos durante el tradicional Pisado de la Uva celebrado hoy en el Espolón, ha pedido "un esfuerzo colectivo orientado a la reactivación económica, destinado a preservar las irrenunciables conquistas sociales de los riojanos".

En un discurso, marcado inevitablemente por la actual coyuntura económica, Sanz ha subrayado que "los riojanos siempre hemos superado los problemas y dificultades porque hemos sabido trabajar juntos, hombro con hombro, apoyándonos en el firme cimiento de nuestros valores y sin escatimar esfuerzos ni sacrificios".

En este sentido, ha animado a los habitantes de la región a trabajar porque "nuestro destino lo escriben todos los riojanos que se rebelan contra las adversidades y les hacen frente" y ha puesto como ejemplo de ello a aquellos emigrantes que un día tuvieron que dejar La Rioja en busca de una vida mejor. "Ellos son vivo ejemplo de cómo enfrentar las dificultades y sobreponerse a las adversidades; son estampa ejemplar del arrojo de los riojanos", ha dicho.

El presidente del Ejecutivo riojano ha insistido además en que "La Rioja aguanta mejor la crisis económica nacional y se encuentra a la vanguardia en España y Europa en materia social". "Nuestra región ha demostrado con creces su capacidad de liderazgo económico", ha dicho, sin olvidar que "para mantener esas conquistas es imprescindible actuar con determinación y preservar el consenso social". Y ha añadido que "la calidad de la Educación, la Sanidad y los Servicios Sociales son una prioridad para el Gobierno de La Rioja, como también lo es no escatimar esfuerzos en las personas que no tienen cubiertas las necesidades básicas".

En este sentido, el presidente riojano ha tenido palabras de aliento para "los que están sufriendo los rigores de una crisis que ha dejado a un buen número de riojanos sin empleo y con los problemas para sacar adelante a sus familias o mantener a salvo sus negocios", a los que ha asegurado que estas "situaciones dolorosas exigen atención y soluciones, sensibilidad y eficacia".

En esta coyuntura, Pedro Sanz ha recordado también a los trabajadores de Lear y a sus familias, de quienes ha dicho que "siempre estaremos a su lado". "Mi intención es sembrar en ellos la semilla de la esperanza, una esperanza que nace de la confianza inquebrantable que tengo en las gentes de esta tierra, en su fuerza, en su capacidad de sacrificio, en su compromiso, en su trabajo, en su imaginación, en su creatividad y en su inteligencia", ha explicado.

En cuanto a la política económica del Gobierno riojano para esta legislatura, ha señalado como objetivos "impulsar la iniciativa empresarial favoreciendo la internacionalización, así como la formación de los trabajadores, y promover el talento y la cultura del esfuerzo".

En una cita vitivinícola como el Pisado de la Uva, Pedro Sanz ha señalado que "los riojanos exigimos nuestros derechos para poder competir en pie de igualdad y buen ejemplo de ello ha sido nuestro compromiso en la defensa del sector vitivinícola riojano, que nos llevó a luchar hasta el final por la derogación de la marca Viñedos de España". En opinión de Sanz, "ahora nos toca luchar por la no liberalización de plantaciones, un tema en el que nos asiste la razón y donde jamás hemos perdido ni perderemos la confianza en nuestros argumentos ni en el éxito de nuestra postura".