18 de noviembre de 2008

El Presidente destaca el trabajo por la calidad de este Departamento en la inauguración de las ‘IV Jornadas en centros de Servicios Sociales’

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha anunciado hoy que la Consejería de Servicios Sociales ha recibido un nuevo reconocimiento este año; en concreto la ‘Q de bronce en el modelo Excelencia según el Modelo EFQM’, un certificado que premia la calidad y la excelencia, y que pone de relieve el trabajo desarrollado, en este caso, por el Servicio de Prestaciones.

Pedro Sanz, que ha inaugurado esta mañana las ‘IV Jornadas sobre la calidad en los centros de Servicios Sociales’, ha explicado también que, en estos momentos, otras trece unidades administrativas de la Consejería de Servicios Sociales se encuentran trabajando en la incorporación de la cultura de calidad, con el propósito de que se sumen otras doce unidades a lo largo del año próximo.

Estas cuartas jornadas, en las que participan unos 150 profesionales con responsabilidades en centros de Servicios Sociales, “deben suponer un impulso para mejorar todavía más la calidad de los servicios que desde la Administración regional prestamos a las personas que más necesitan de nosotros, como así lo acredita la especial atención que en 2009 prestaremos a la autonomía personal y a la dependencia (con un incremento presupuestario del 60,04% respecto al año anterior, con 72.023.920,07 euros)” ha dicho el Presidente.

Pedro Sanz también ha destacado los planes de mejora realizados en centros propios como residencias de personas mayores, centros de discapacidad, guarderías y hogares, así como el apoyo que la Consejería presta a otros centros para ejecutar estas obras de adaptación a los parámetros de calidad exigidos en la normativa autonómica.

Con este encuentro, el Gobierno de La Rioja trata de poner en común soluciones y alternativas que impliquen un incremento en la calidad del servicio que se presta a los usuarios de los centros, con una mirada especial al ámbito de la dependencia, a la calidad de los diferentes modelos de atención y a la figura de la acreditación.

Por su parte, la Consejera de Servicios Sociales ha explicado que su Departamento lleva años impulsando mejoras en sus servicios. “Mejoras a través de un nuevo modelo de prestación, donde el ciudadano se ha convertido en el protagonista principal, con continuos esfuerzos por parte del Gobierno regional para adaptar sus políticas a la dinámica de cambios en la que se halla inmersa nuestra sociedad”, ha señalado.

Asimismo, Sagrario Loza ha asegurado: “Para nosotros, ha manifestado, la incorporación de la calidad es una exigencia ética para alcanzar un mayor nivel de mejora y compromiso en la prestación de los servicios sociales. Una exigencia que entendemos como una estrategia global que involucra a toda la organización y que moviliza todos sus recursos”.

La Consejera ha explicado cómo su Departamento está trabajando en la mejora de la calidad, tanto externa como interna, centrada en todos los centros y servicios que configuran el ámbito de los Servicios Sociales de nuestra Comunidad, con una normativa específica que establece estándares de calidad a los que deben adaptarse.

En el camino recorrido hasta ahora por la Consejería de Servicios Sociales para avanzar en la calidad, Sagrario Loza ha destacado el Premio Ciudadanía a las buenas prácticas concedido en 2007 al Servicio de Prestaciones por el Ministerio de Administraciones Públicas. Y también el próximo reconocimiento que recibirá este servicio: el certificado Q de bronce según el modelo EFQM.

Q de calidad

El Servicio de Prestaciones de la Consejería de Servicios Sociales se encarga de gestionar los recursos públicos destinados a ayudas individuales y a subvenciones a asociaciones y entidades relacionadas con la prestación de servicios sociales. La clave de su gestión radica en una fuerte implicación y participación creciente de todo el personal que trabaja en la unidad a través de grupos de trabajo, equipos de mejora de clientes, personas y procesos.

El Servicio ha sabido combinar eficazmente la estructura funcional y orgánica de la Administración con la gestión de los procesos, lo que ha permitido un cumplimiento eficaz y eficiente, reducir tiempos de espera y plazos en la concesión de ayudas y subvenciones en un sector social, sensible y siempre necesitado de rapidez como son los servicios sociales, valorado con una alta puntuación por los clientes y usuarios.