3 de noviembre de 2011

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, en el transcurso del XI Encuentro Económico

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha anunciado hoy que los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma de La Rioja para 2012 ascenderán a 1.260 millones de euros, un 0,17% más que el año anterior (1.258,38 millones de euros), debido a la contabilización de las partidas correspondientes a las competencias en materia de Justicia. En este sentido, ha precisado que, de no sumarse los fondos de esta nueva competencia, la reducción del presupuesto en términos relativos sería del 4,17% aproximadamente.

Pedro Sanz, que ha realizado estas declaraciones durante su intervención en los XI Encuentros Económicos, ha destacado que el objetivo prioritario del presupuesto para 2012 será la reducción del endeudamiento, "al que hemos recurrido para que no se endeudaran los ciudadanos". Por ello, ha señalado, serán unos presupuestos "equilibrados en ingresos y gastos y con una reducción de la deuda para tener mayor fortaleza en el futuro".

"Mantener la calidad de la Educación, la Sanidad y los Servicios Sociales y crear empleo con medidas como la ayuda a las empresas en la búsqueda de financiación y avales" son otros de los objetivos del presupuesto para 2012 con la finalidad de mantener el diferencial que presenta La Rioja con el resto de España en los principales indicadores económicos, ha asegurado el presidente del Ejecutivo riojano. En este sentido, ha indicado que los datos de paro difundidos hoy por el Ministerio de Trabajo reflejan esa diferencia, dado que sitúan la tasa de paro riojana a 4,17 puntos de la medida nacional, un 14,68% en La Rioja frente al 18,85% del conjunto de España. Estos objetivos, según ha explicado Pedro Sanz, responden a la necesidad de actuar para hacer frente a la crisis pensando en "lo que podemos hacer nosotros mismos, trabajando juntos, sin esperar que lo solucionen de fuera, aunque tenemos que reivindicar que se resuelven la situación europea y española".

Así, ha recordado las medidas establecidas por el Gobierno de La Rioja "para dar oxigeno" a las empresa de la Comunidad que tengan un plan de viabilidad; medidas que desde su puesta en marcha en 2008 hasta octubre de 2011 han posibilitado la gestión de 1.000 expedientes y una inyección financiera de 230 millones de euros a las empresas riojanas, según ha indicado.

Proyecto europeoPor otra parte, el presidente del Ejecutivo riojano ha señalado: "Los políticos y las Administraciones tenemos mucha culpa de las cosas que están pasando en los últimos años porque proyectos que montamos como algo maravilloso, ahora vemos que tienen muchos déficits".

En este sentido, ha considerado que "el proyecto europeo se puso en marcha pensando solo en situaciones de crecimiento económico y ahora nos damos cuenta de que en Europa no manda nadie, porque no estaba previsto que mandara nadie, y eso genera una situación de inquietud e inseguridad".

Infraestructuras regionalesEn respuesta a preguntas plantadas en el coloquio sobre proyectos riojanos planteados en su momento y que ahora no respondan a las necesidades, Pedro Sanz ha señalado que "lo peor es a situación de las infraestructuras y no solo por no estar en el corredor ferroviario sino por las obras paradas, a medio empezar y llenas de zarzas". En su opinión, dejar una obra a medias, además de dar una "imagen penosa", es "un fracaso" para cualquier Administración.

Asimismo, se ha referido al aeropuerto que ha considerado una "buena iniciativa que no se puede valorar solo en momentos de crisis" porque será un instrumento útil en un futuro y es un "derecho de los riojanos". En este sentido, ha indicado que los autobuses que recorren los municipios de La Rioja cuestan al Ejecutivo regional "tres veces más que el aeropuerto porque son líneas de débil tráfico, pero son un servicio público".