5 de febrero de 2010

El Presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha participado esta tarde en la gala del décimo aniversario de la fundación de la ONG riojana Kaipacha Inti, un acto que ha contado con la presencia del Consejero de Presidencia, Emilio del Río, y de buena parte de los cerca de 300 asociados con que cuenta la ONG.

Durante su alocución, el Jefe del Ejecutivo riojano ha agradecido la labor desinteresada que viene realizando Kaipacha Inti desde su creación, hace ahora diez años, y ha afirmado que "su trabajo voluntario es un ejemplo a seguir por todos, especialmente en estos tiempos de crisis económica en los que la solidaridad y la generosidad cobran especial significado".

Del mismo modo, Pedro Sanz ha felicitado al párroco de Lardero, Pedro Rosales, promotor de la ONG y actual responsable, y ha querido hacer extensivas sus palabras de felicitación y agradecimiento a todos los larderanos, ya que "Kaipacha Inti es hoy lo que es gracias a todo el pueblo de Lardero, que desde el principio se volcó en esta maravillosa y satisfactoria aventura de ayudar a los más necesitados".

La ONG riojana Kaipacha Inti se constituyó en Lardero en 2000. El nombre de la organización viene de dos palabras quechuas: ‘pacha’, que significa lugar; e ‘inti’, sol.
En sus primeros años de andadura, Kaipacha Inti llevó a cabo varios proyectos: una granja de cerdos, otra de cuyes (conejillos de Indias), plantaciones de alfalfa en la sierra andina de Abancay; un taller de corte y confección en la selva San Ramón de Chanchamayo; la construcción de una escuela en Pichita Kaluga y una plantación de cacao en San Antonio de Cheni.

En el año 2003 se produjo un punto de inflexión al concentrar sus esfuerzos en la zona se Satipo (Departamento de Junín, en plena Amazonía) con la construcción de una hogar infantil, llamado ‘Centro Asistencial y de Desarrollo Sociocultural San Marcial’, que ha contado con el apoyo del Gobierno de La Rioja. Gracias a este hogar, destinado a niños huérfanos, abandonados o víctimas de abusos, cada día son alimentados más de un centenar de niños.
En 2006, Kaipacha Inti creó un dispensario médico para complementar la labor del hogar infantil. Esta iniciativa ha permitido ofrecer una atención sanitaria integral a los más pequeños que se ha dirigido, fundamentalmente, a prevenir enfermedades, disminuir la morbi-mortalidad infantil y de las mujeres.

En 2007 se acometió la construcción de un edificio que alberga cuatro aulas de capacitación profesional de jóvenes a partir de 14 años y de mujeres que desean mejorar su futuro laboral y social. Este centro ha permitido continuar atendiendo a los niños, ya jóvenes, que deben abandonar el hogar infantil. Desde 2005, Kaipacha Inti colabora con el Gobierno de La Rioja en el programa ‘Jóvenes Solidarios’.

En 2008 la entidad fue reconocida con el Premio "La Rioja Solidaria" en la categoría "Entidad Riojana solidaria" en reconocimiento a su labor solidaria y de sensibilización en la localidad de Lardero donde ha logrado involucrar a toda la población en su quehacer solidario.

En 2009 se le concedió una subvención de 118.000 euros para llevar a cabo el proyecto ‘Ampliación redes de agua potable’, consistente en la ampliación del sistema de agua en las comunidades de El Milagro, San Crisanto, Mª Inmaculada y Flavio Nieva (Satipo), que se abastecían por medio de pozos que no cumplían las mínimas condiciones sanitarias ni de seguridad.

También el pasado año 2009, un grupo de 14 jóvenes riojanos, en su mayor parte estudiantes de enfermería y medicina, viajaron a Perú de la mano de Kaipacha Inti para proporcionar atención sanitaria e impartir cursos de alimentación e higiene en un centro de ancianos de Satipo. Hasta el momento, el Gobierno de La Rioja ha financiado 9 proyectos impulsados por Kaipacha Inti con una ayuda global de 369.184 euros.

Los objetivos de Kaipacha Inti son los siguientes: ayudar tanto humana como materialmente a Perú; promover diversos proyectos de ayuda para el desarrollo con el fin de intentar contribuir a la mejora de las condiciones de vida de la infancia, las familias y las comunidades de ese país; formar grupos de cooperantes y voluntarios para ir a trabajar en las zonas peruanas mas afectadas por la pobreza; crear una conciencia solidaria en la sociedad; colaborar en los organismos y personas que defiendan la ayuda humanitaria y social de todos los pueblos mas desfavorecidos; y fomentar y estimular lazos humanos interculturales.